jueves, 3 de enero de 2013

Suspiro 76 No te rindas corazón


Y en un último grito audible de nuestras bocas, llegamos a nuestro orgasmo. Me desplome después de que sintiera como todos mis músculos habían convulsionado, sentía ese calor recorriendo cada parte de mi cuerpo y ser, lo sentía aun dentro de mí y como descansaba su cuerpo contra el mio. 

Ambos estábamos muy agotados que muy apenas podíamos respirar. 

Sin embargo no me arrepentía, le dí todo de mí. Y siempre lo que él buscara yo se lo daría.


Capitulo 76


Respiraba profundamente, pase saliva aun con mis ojos cerrados sintiéndolo respirar bajo mi cuello agotado. Nos quedamos en esa misma posición por una largo rato solo escuchándonos respirar y sentir esa humedad entre nosotros en cada movimiento. Lo había hecho, había descargado su furia y yo no me había opuesto.

De pronto sentí como se separo de mí, me miro a los ojos. Lo que veía en el me causaba miedo, no sabia como reaccionaria ni lo que diría. De pronto grite intentando ahogar mi voz. Hice una mueca de dolor al sentirlo salir de mi tan brusco. Cuando me sentí mejor abrí mis ojos y solo pude verlo observándome, mas no dijimos nada.

Lo mire agitar levemente a su miembro y mordí mi labio soñando que eran mis manos las que lo hacían. Subió sus pantalones y abrocho mientras yo subía mi ropa de interior de nuevo a su lugar. 

Bill termino de abrochar de nuevo su ropa y con solo pasar su mano sobre su cabello lo acomodo, no era algo diferente a como había llegado. En el parecía que no habían hecho nada, tan solo se veía algo mas fresco después de todo lo que hicieron. Lo miraste intentando descifrar al hombre que tenias frente a ti. pero ¿Qué era esto una reconciliación?

Bill: no creas que cederé en la demanda –serio-

No lo era, simple desahogo de hombres.

Tu: lo sabia
Bill: bien, me tengo que ir

Me sorprendí de sus frías palabras, agache mi mirada viendo mis manos y mis pies descalzos. Pero sin embargo, no llore.

Tu: bien, cuídate

Dije amargamente al saber que esa palabras no eran las que querían salir de mi boca.él me miro secamente.

Bill: deberías darte un baño se te nota lo recién follada a simple vista.

No dije nada, tan solo asentí. Me quebró el alama, por dentro podía verme tumbada en el piso llorando un río de sangre después de que las lagrimas se me acabaran. Luego de eso solo vi como la puerta se cerraba dejándome de nuevo sola. Cuando estuve segura de que se había ido caí en el suelo desecha por dentro y fuera. Mental y físicamente. Llore hasta que me cansara o muriera, cualquiera de las dos.

Luego de un tiempo busque algo de cordura en mi interior y la utilice para encerrar el dolor en otro lado. Me levante y limpie cualquier rastro de lo que habíamos hecho. Después me di un baño dejando mi ropa sucia en el suelo del baño, al salir me coloque otro vestido de color amarillo pastel y obviamente ropa interior nueva y fresca.
Camine con otra taza de té al jardín, mire todo a mi alrededor luego hacia el horizonte viéndome como se ocultaba el sol,posé mi mano sobre mi vientre sintiendo una parte de él aun recorriéndome. Yo sabia que estaba dentro de mí aun, podía recordar cada movimiento de su cuerpo brusco quizás, pero conmigo de nuevo.

Tu: como desearía que después de esto quedara embarazada…pero seria egoísta de mi parte…

Mientras con Bill

Golpeaba el volante del auto, maldiciendo a medio mundo. Se detuvo a la orilla de la carretera mientras tallaba su rostro frustrado de lo que había sucedido.

Bill: idiota! Idiota! Imbécil! Pudiste haberla dejado embarazada! Agg! Imbécil!

Golpeo de nuevo su auto. Miro el camino y como el día se estaba acabando ¿Qué era lo que había hecho? Se preguntaba. Todo estaba mal, no estaba actuando con cordura no estaba haciendo nada bien. Con que cara iba a hacerte suya de nuevo cuando hacia unos minutos te pedía el divorcio. Un maldito cabrón es lo que él se decía que era. Recordaba como había sido frió y cruel contigo, como te había tratado y tu en ningún momento lo habías detenido ni dicho nada. Pero ¿Por qué no lo habías hecho?

Habían pasado dos días del tratamiento para la enfermedad que me acongojaba, en verdad pedía que funcionara y que mi corazón pudiera ser fuerte un tiempo más. Que me diera el tiempo necesario de resolver todos mis problemas, las discordias y dudas.
Todas estas citas y días en el hospital me las había pasado sola, a veces mientras esperaba ser atendida podía ver a familiares acompañando a otros pacientes, como les daban ese apoyo para seguir adelante, esa compañía que sentía a mi me hacia falta. Aun no le había dicho a nadie de esto, puesto que intentaba engañarme diciéndome que podía ser fuerte para mí misma y no dejar que nadie me viera con lastima. 

No quería que Bill volviera a mi lado solo siendo guiado por la lastima u obligación de que yo aun seguía siendo su esposa. A Samanta y Luz ya les había dado muchos problemas y pues mis padres…de ellos hace mucho que no sabia, habíamos perdido algo de contacto después de que me casara con Bill y no sabia en que situación se encontraba mi padre, no quería que le diera un regreso a su enfermedad.

-señorita (tu nombre)?
Tu: ah, sí soy yo

Te levantaste de tu lugar mirando a la enfermera

-ya puede ver al Doctor Adams
Tu: sí, gracias

Camine como siempre a su ya conocida oficina. Esto de venir me estaba pareciendo algo habitual. El entrar el doctor Adams me sonríe con su ya habitual y conocida sonrisa.

Doctor Adams: bien señora, le tengo algunas noticias
Tu: ¿es sobre el tratamiento? –ilusionada- ¿esta funcionando?
Doctor: eso aun no lo podemos saber,es demasiado pronto
Tu: vaya…

Doctor: lo que sí es que pues los resultados arrojan que tenemos una gran posibilidad de ganar esta batalla pero necesito alguna información
Tu: ¿Cuál? –desconcertada.
Doctor: necesitamos un registro de si usted ya había recibido un trasplante de corazón o quizás algo que nos diga el porque de la falla
Tu: ya veo, llamare a mi madre lo antes posible y después vengo con usted ¿vale?
Doctor: claro que sí señora

Después de darme mi ya tan conocido horario de citas, camine directo a mi auto. Me sentía algo cansada por todo esto y el estrés que me acongojaba no ayudaba. Al llegar llame a mi madre para saber sobre lo que el doctor me había dicho. Se sorprendió de mi llamada y se puso muy feliz (no podía decir lo mismo de mí) platicamos un largo rato sobre nosotras y la vida. Nos pusimos algo al tanto de todo. Claro, omití la pelea mía y de Bill  Después le hice la pregunta mas seria y fría a mi madre. Sobre mi pasado y operaciones.

Lo mas triste de todo fue que ella con algo de tristeza me contesto lo que yo no quería saber y me daba miedo escuchar. Se suponía que cuando cumplí los 5 años se me detecto el debilitamiento de mi corazón, fue entonces el que se me recomendó cirugía ya que mi corazón no resistiría mucho tiempo. Gracias a una donación rápida y buena, un corazón llego hasta a mí que al parecer fue compatible y mi cuerpo lo acepto fácilmente que es es el mismo que hoy me acompaña. Pero que desues de la operación los doctores había dicho que corría el peligro de que a este corazón le pasara lo mismo que al otro. Que no era muy probable pero quizás podría ocurrir. 

Ahora que mi madre me contaba todo las cosas estaban tomando sentido, supongo. Intente ser fuerte de  nuevo y morderme la lengua para no decirle a mi madre lo que me ocurría aunque me hubiese gustado decírselo. Después  le pedí que me mandara copias de lo que había sido mi historial, ella me pregunto para que las quería pero le dije que era simple curiosidad. No pregunto mas y las mando. Las lleve con el doctor Adams y ahora ya todo estaba tomando su rumbo.
Un mes mas y yo palidecí, el doctor Adams me había dicho que era algo normal en todo esto. Que debido a todas las cosas que estaba pasando con los tratamientos mi cuerpo estaba gastando mas energías y vitaminas de el mismo para mantenerse en pie.

Yo solo asentía silenciosa a cada cosa que él me decía que si mi cuerpo se volvía mas delgado era por causa de la enfermedad, que si me sentía cansada era por la enfermedad, si mis ojos se veían tristes era por la enfermedad. Me estaba matando lentamente.
Muchas veces el doctor me pregunto por qué nadie iba conmigo a darme su apoyo, yo tan solo agachaba la mirada y no decía nada, el entendía y hablaba  de otra cosa. 

Tom había regresado a mi país, tal parecía que su estadía aquí en Alemania se alargaría e iría por su madre y su abuela para que estuvieran con él. Bill había retomado las riendas de la empresa aunque seguía siendo el mismo tipo frió y cruel. Eso era lo que mas me dolía  Mientras que yo…yo me hundía cada vez mas en la agonía de la soledad ante mi enfermedad  tenia miedo de que en cualquier momento mi corazón me fuera infiel y me traicionara dejándome convertida en nada, pero tenia esperanzas sonreiría a la vida mientras pudiera. 

Un día el doctor Adams había hablado muy seriamente conmigo pero no sobre mi enfermedad, era sobre el que tenia que contarle a alguien lo que me estaba pasando. Me dijo que era una persona fuerte pero que todo valiente necesita a alguien a su lado, fue entonces que decidí contarles la verdad a Samanta y Luz ya que los días en que nos habíamos visto me habían notado los cambios en mi persona.
Les pedí que nos viéramos en un café muy tranquilo y algo solitario algunas veces para hablar tranquilas. Cuando llegaron hablamos normales como en cualquier platica pero luego el momento de la confesión llego. Sus ojos no parpadeaban mientras yo hablaba y cuando al final pude terminar mi confesión ella tan solo me miraron shockeadas por todo. Luego de eso un fuerte abrazo me tomo por sorpresa por parte de ambas, las abrace como ellas a mí. Como tres hermanas. Lloramos y guardamos silencio por un largo momento. Después de eso todo cambio entre nosotras, me acompañaban a todas las citas que podían, me visitaban mas seguido y hablábamos mas sobre cosas. Es decir no me dejarían caer, no dejaban que me olvidara de lo bueno de la vida. Siempre pensé que si les contaba me tendrían lastima pero no, ellas me trataron igual que antes solo que ahora con mas alegría y vitalidad, me alimentaban con sus ganas de seguir viviendo y yo realmente se los agradecía. 

Un día yacía esperando en la casa de Bill, me había puesto una falda larga estilo lady con una blusa negra de tirantes gruesos fajada y sandalias. Debía estar lo mas cómoda posible. Esperaba por él, era momento de aclarar las cosas antes de que fuera demasiado tarde.

Entonces la puerta se abrió y yo me levante del sillón donde había estado sentada esperando.

Tu: Bill…-susurre-

Se giro a verte y por primera vez en su vida se sintió muy sorprendido de verte de esa manera. Te veías algo cansada, ademas de mas delgada, tu cara no era tan alegre como antes. En realidad, no eras tú.

Tu: yo se que no debería estar aquí –bajaste la mirada- después de todo lo que paso, pero yo en verdad debo decirte algo importante.
El estaba a punto de decir algo pero lo detuviste

Tu: y no, no es sobre nosotros o sobre Tom 
Bill: ¿entonces?
Tu: es algo sobre tus padres
Bill: ¿mis padres? ¿Qué tienen que ver ellos?

Me quede mirándolo por algunos segundos sin ningún sentimiento reflejado en mi rostro, tan solo me presentaba como la cansada y seria (tu nombre).
Fue entonces que él recordó el documento que traía en sus manos.

Bill: debo guardar esto. Hablemos en mi despacho

Entonces asentí lentamente y camine hacia él. Pase a su lado ya que como todo caballero me dejo pasara a mí primero. Ambos caminamos hasta su oficina y ya ahí el se sentó del lado de su escritorio. lo mire ahí sentado y muchos recuerdos me vinieron a la mente. 

Recordé cuando me hizo suya sobre el escritorio y raramente en ese vez yo también traía falda.

Una media sonrisa apareció en tus rostro algo sonrojado, pero sin embargo la ocultaste.

Bill: bien?
Tu: -tomaste valor respirando profundamente- bueno en realidad Tom sí tiene que ver en esto

En su rostro se noto el enojo

Tu: pero no conmigo, si no contigo
Bill: (tu nombre) quieres ir de una vez al grano

Tu: bien. Bueno aunque ustedes no quieran verlo, tienen un gran parecido físico y en realidad me resultó algo extraño desde que te conocí. Al principio pensé que había sido solo una coincidencia, pero cuando tú me dijiste sobre la duda que te agobiaba de tus padres. Me puse a pensar en la posibilidad de que fueran hermanos. Fue entonces que investigue por toda la casa y en la habitación mas aleada de la casa donde guardan viejos muebles.
Bill: pero si no se puede entrar a esa habitación , la llave se perdió hace mucho –confundido-

Tu: la encontré – sonreíste apenada- entre en ella y encontré dos cunas una tenia tu inicial y la otra tenia una T grabada…fue entonces que pensé que era obviamente de Tom.
Bill: eso no justifica lo suficiente
Tu: lo sé, por eso vi tu acta de nacimiento y me di cuenta que los señores Vanclan habían estado en tu nacimiento y registro. Hable seriamente con tu madrina y ella me lo confirmo, ella me dijo que habías tenido un hermano gemelo que fue robado al nacer pero tus padre son habian querido decírtelo hasta que lo encontraran. Para no agobiarte, pero ellos murieron buscándolo. Entonces me di cuenta que todo el parecido con Tom era por una simple cosa. –lo miraste seria- él es tu hermano perdido Bill. Tom y tu son hermanos separados al nacer.

Mire a Bill como su rostro palideció repentinamente, podía verlo hundirse en una gran confusión. Miro a su escritorio algo desoldado y confundido. Tomo su frente sintiéndose enfermo por la confusión. Entonces me miro, pero su rostro era de rabia o enojo.

Bill: lo estas inventando todo –se levanto de su lugar-
Tu: No Bill, te lo juro que no –triste-
Bill: ¿Cómo él va a ser mi hermano? Eso no es posible, nadie…nadie me había dicho nada de su existencia  Raramente ahora que entero que es tu amante resulta también ser mi hermano

Él avanzo hasta ti que lo mirabas suplicante de que te creyera. Quedaron frente a frente.

Tu: es la verdad. No estoy mintiendo pregúntale a tus padrinos ellos te lo aseguraran
Bill: No, este es un plan de todos para que volvamos. Pero entiéndelo. No quiero volver contigo, lo nuestro se acabo (tu nombre)! –exasperado-
Tu: NO ES ASÍ  NO CONFUNDAS LAS COSAS! –se cristalizaron tus ojos- yo se que tu no me vas a perdonar…

Bajaste tu rostro destrozada por saber que por mas que lo desearas su relación no tenia arreglo.

Tu: pero debes de creerme cuando te digo que Tom es tu hermano, por favor. Es obvio, si quieres haz pruebas de sangre o yo que se, pero es la verdad 
Bill: ¡YA BASTA! –enojado- basta de este juego, ya no quiero mas secretos estoy cansado de ellos ¿Qué no aprendes? Mentir no te va a llevar a nada y menos a regresar conmigo

Tu corazón comenzó a palpita cada vez mas rápido.

Tu:. Por favor escúchame  Por una vez en tu vida déjame explicarte algo! Nos seas tan….tan a la defensiva con todo lo que te dice la gente!
Bill: es como soy! El mundo me creo así! Y no tengo las ganas necesaria de cambiar y menos contigo! –muy molesto alzo la voz contra ti-
Tu: no te estoy diciendo que cambies! Entiende!

Un dolor te apuñalo por un momento, mostraste una mueca de dolor pero él no la noto.

Tu: tan solo…tan solo – respiración batallosa- escucha lo que debo…debo decirte…Tus padres te querían Bill –lo miraste sinceramente- ellos te amaban, no eres algo no deseado. Ellos solo querían que sus dos hijos estuvieran juntos, quizás se equivocaron en dejarte solo mucho tiempo. Pero así somos todos cometemos errores que no vemos que están mal hasta que hieren a alguien mas, por eso existe el perdón y el seguir adelante. No debes guardar rencores que no te llevaran a ningún lugar, es…es…

Fue entonces que todo comenzó a dar vueltas, estaba sintiendo muchas emociones. Demasiadas a las recomendadas por el doctor, estos días había estado mas débil así que o debía hacer mucho esfuerzo pero tenia que terminar las cosas bien, no me iría sin luchar. Pero creo que fue demasiado, la tristeza me hizo mas débil y propensa. Supongo. 

Fue entonces que lentamente caíste al piso colocando tu mano sobre tu corazón, la respiración se te hacia pesada. Todo comenzó a ir lentamente, viste como Bill te vio caer y como su rostro se mostró con miedo. Lo veías hablarte escuchabas su voz en el fondo pero no podías hablar, luego oías gritos y como alguien te tomaba en sus brazos. Después de eso todos fue paz.

By Bill:

No podía entender lo que (tu nombre) me decía ¿Tom era mi hermano? ¿Cómo podía ser posible? ¿Por qué nadie me había dicho nada? ¿Qué estaba pasando aquí? ¿en que clase de dimensión estaba?
Miles de cosas cruzaron mi mente ¿Por qué estaba pasando todo esto? Si hacia unos días atrás todo estaba tan bien. Eramos felices y en la espera de nuestro primer hijo ¿Cómo todo se fue por un tubo?
Y ahora ella estaba en el hospital de nuevo luchando por su vida ¿Qué era lo que tenia (tu nombre) ? ¿acaso había mas secretos de ella que yo no sabia? Ya era la segunda vez que terminábamos aquí. En la primera no quise quedarme, después de que el doctor me informara que estaba mejor, huí de su mirada. Sabia que era mi culpa que ella estuviese aquí, desde que nos conocimos no he sido mas que un mal para ella, nunca debí de haberla obligado a estar conmigo
Cuando quizás ella en realidad amaba a Tom…a mi…¿hermano?... No lo se, todo eran tan raro ahora…

-¿familiares de la señorita (tu nombre)?

Pregunto la enfermera, Irene, Samanra y Bill se levantaron de sus lugares muy preocupados.

Bill: yo soy su…esposo 
-bien, ella ha despertado

Todos suspiraron aliviados.

Bill: ¿Cómo esta? ¿Por qué le sucedió esto?
-el doctor Adams le dirá, esta afuera de la habitación de ella

Bill camino con Irene y Samanta detrás de él. Entonces vio al doctor revisando unos papeles frente a la puerta de tu habitación.

Bill: doctor Adams ¿Qué le sucedió a (tu nombre)? –preocupado-
Adams: oh vaya señor Kaulitz que bien verlo por fin aquí
Bill: ¿por fin? – extrañado-
Adamas: sí –confundido- su esposa ha estado viniendo por su tratamiento
Bill: ¿Cuál…cual tratamiento? –aun mas extrañado-
Adams: ¿usted no lo sabe? –serio-
Bill: ¿saber que doctor? –desesperado- explíqueme
Adams: su esposa esta enferma del corazón, tiene insuficiencia cardíaca

Fue entonces que Bill por fin sintió lo que era que te dejaran caer un balde de agua fría en el cuerpo. Una noticia tan fuerte que te congelaba la sangre.

Bill: ¿co..como que enferma?

De unos de sus ojos cayó la primera lagrima sin que él la notara.

Bill: ¿va a morir? 

Su corazón se rompió en miles de pedazos  el abismo por el que caía era tan profundo que no le veía fondo, tanto que en el camino de su caída solo podía verte a ti sonriéndo como la mujer fuerte y feliz que siempre habías sido.

Adams: aun no lo sabemos. Si su corazón se repone con el tratamiento sí, pero si no funciona entonces tendremos que pasar a un trasplante y esperar  a que su cuerpo lo acepte. Son muchas las posibilidades.

Bill se quedo helado en su lugar, miro lentamente a Samanta que lo miraba abrazada de su tía que lloraba. Entonces ella solo asintió con su cabeza. Ya le había respondido que sí a la pregunta imaginaria de Bill, sobre si era cierto.

El paso las manos a través de su cabello sentándose de cuclillas en el suelo mientras sentía el dolor y el odio hacia todo. No podía ser verdad, se repetía. Esto era una pesadilla nada de lo que había pasado sucedía  pronto despertaría a tu lado con el sol reflejando tu suave piel en la cama mientras dormías. Sí pronto todo esto acabaría y tú estarías bien… pronto…






18 comentarios:

  1. Pobre (tn) te juro casi lloroo!! Bill perdonalaa yo quiero q esten juntos *.*
    Y si (tn) si esta embarazada?? Seria hermosoo..
    Siguela prontoo xD bye cuidate

    ResponderEliminar
  2. ToT q trist no paro d llorar u.u siguela m enknta tu fic

    ResponderEliminar
  3. Okay.. Admito que me hiciste llorar !!
    Me encanto !! , ojala (name) lo haga sufrir a Bill porque tal vez por pena y por saber de la enfermedad se va a juntar mas a ella, pero que (nombre) LO ALEJE !..
    Me encanto !! Solo espero que subas muy pronto !!siguela !!

    ResponderEliminar
  4. me cayo una lagrima D:... igual quiero que bill la perdone y esten juntos Siguela pronto¡¡¡¡

    by: NaTy¡¡ ;D

    ResponderEliminar
  5. Ohh por Dios ooooh por Dios!!! MAMAAA!!!!! sube pronto , bill morira en ese instante, voy a llorar, :'OOOOO sube pronto por favor muero por ver que pasa!!!

    ResponderEliminar
  6. Ay nooo, casi lloro! Porfavor que no se muera porfavor! Que todo vielva a ser como antes! Escribe pronto porfa!

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    Juro que llore!
    Que triste, pero amo con escribes me encanta tu histori
    Sube Pronto y Cuidate Mucho Bye c:

    ResponderEliminar
  8. que capitulo tan triste llore, que (tu nombre) no se muera y que bill la perdone
    cuidate,y sube pronto

    by: Any

    ResponderEliminar
  9. Ahhh pero que triste y horribleee :(((( Por que lo dejas asiii??? Siguela por favor siguela prontooo:3

    ResponderEliminar
  10. O POR DIOS!!! encerio no quiero que muera :'c PLIS QUE NADIE MUERA!! :c se merecen ser felices esta (tu nombre) y Bill :/ TODOS MERECEN SER FELICES en esta fick :/ bueno ojala suba pronto ame este capitulo amo tu fick<3

    ResponderEliminar
  11. que triste :'( porfis que ya todo se arregle entre ellos
    que Bill ya no sea tan malo con TN porfis. :D
    amo tu fic <3

    ResponderEliminar
  12. que capi super triste.. casi me pongo a llorar....
    espero que las cosas cambien entre ellos y que (TN) se salve... son una pareja hermosa...
    a pesar de todo no merecen sufrir a si
    amo tu fic!!!!!!!
    otro.. otro.. otro!!! otro capi xfa!!!

    ResponderEliminar
  13. wow, casi lloro, de verdad, muy fuerte el capítulo continúa pequeña!!

    ResponderEliminar
  14. Hola alien pasaba por aquí... para _$
    bueno al grano xd, pasaba para dejarte una fic mía haber si te pasas, me sigues y dejas tu huellita (claro si tu quieres *,*) graciiasss!! es de Tom "eres mas que una noche de placer" ---> te espero x'3.

    http://eresmasqueunanoche-deplacer.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  15. Espero que ahora que Bill sabe lo que tiene (tu nombre) se solucionen sus problemas u.u estuvo increible el capitulo espero que no tardes tanto en subir el otro :)

    ResponderEliminar
  16. Hola Eva, como puedes ver al fin me cree un blog jeje ^^" y estoy empezando con mi primera fic "Una Persona Incomprendida". Ahun estoy viendo si hacerla de Bill o Tom, quiero hacerla de Tom, pero las otras tambien, entonces...¿Como va a ser posible que todas sean solo de Tom y ni una de Bill? =/ Y no es que no me guste Bill pero es que desde que lei "Always Be My Phantomrider" en serio que me dejastes blanda, asi que me nace mas hacerla de Tom pero...¡YA! No te voy a abrumar con mi problemas asi que aqui te dejo mi comentario sobre el capitulo c:

    Hay Bill, en serio que estas mal, nunca jusguez a las personas sin conocer su historia. Espero y aprendas la lección, pero que no haga falta que (TN) Muera para que recapacites, bien dice el dicho, "No sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos", ojala y todo mejore. Y si, estoy llorando T^T.

    PD: "Leí el capitulo hace días pero no había podido comentar jeje"

    PD2: "Sube a Garras de Sangre por favor, tomate tu tiempo pero no te tardes tanto como la ultima ves":$

    PD3: "Me gustan mucho las posdatas :3"

    BY:#Nuri#

    ResponderEliminar