domingo, 25 de noviembre de 2012

Suspiro 72 Desaparecer por siempre


Sus labios estaban en mi cuello mientras sus manos acariciaban mis pechos por sobre la ropa, lloraba sin voz y con mucho dolor por dentro. Su cuerpo estaba sobre él mio recargando su peso sin darme oportunidad de moverme. Entonces fue cuando hablo

Tom: te hare mía, si dejaste que él te tocara yo también tengo derecho, también te di mi corazón y lo rompiste, quizás asi estemos a mano…

Lo mire intentando respirar, sus ojos no eran los mismo nada de él lo era. No era mi Tom  al cual le tenia tanto cariño…no lo era.

Grite cuando sus manos bajaron los tirantes de mi vestido y lo jalaron hacia abajo, pero como no podía quitármelo comenzó a romperlo con toda la fuerza que tuvo. Me jalo sentándome frente a él pero sin quitarse de encima, coloque mis manos sobre las suyas intentando detenerlo mientras oia 
como la tela se rompia por su fuerza.

No podía creerlo estaba cayendo en shock. Tom ¿iba a violarme? Una de las personas a la cual le di toda mi confianza estaba a punto de abusar de mí…no. Esto no podía ser. Yo estaba soñando, sí eso debía ser. Una pesadilla de la cual pronto despertaría la cual olvidaría en cuanto viera la luz del día. Quedaría en eso, en solo un horrible sueño….


Capitulo 72


Una ultima ruptura y mi brasier podía verse. Por mas que lloraba y le imploraba él no se detenia, quizás ya no había salvación para mí. Nadie sabia que estaba aquí y a nadie le importaría aunque asi fuese. Nadie podía oirme gritar y nadie me salvaria de esto. Nadie…

Me recostó de nuevo y yo ya no tenia fuerzas para luchar, tan solo lo mire lloriqueando. Cerre mis ojos mientras sentía que me besaba de nuevo el cuello. Cerre los ojos para soñar que nada de esto estaba sucediendo, quería dormirme, caer en un abismo y nunca despertar. Quería desaparecer o ser como los niños que cuando cierran sus ojos piensan que nadie puede verlos y que no están ahí en ese momento. ¿Solo eso me quedaba? ¿Esperar? Sí, a que él terminara de descargar su furia.

Tu: por favor…Tom….detente –susurraba débilmente- detente…dijiste que siempre me protegerías, dijiste que me cuidarías –apretaste tus ojos dejando salir lagrimas- me lo prometiste….-susurraste débilmente-

Y fue entonces que se detuvo. Ya no podía moverme tan solo estaba tirada en la cama con los ojos cerrados y con mi ropa y cuerpo rasgados.

Tom te miro de nuevo, sintió como el alcohol desaparecía y la fuerza de la razón regresaba, se aterro ante la imagen que tenia frente a él. Te miro con tus prendas rotas mientras temblabas y tus ojos no paraban de llorar, susurrabas algunas cosas pero tal parecía que sufrías. Al mirar sus manos se dio cuenta que el que te estaba haciendo daño era él, solo él.
Rápidamente se quito de encima de ti, pero no te moviste de donde te había dejado.

Tom: dios mio…(tu nombre) –asustado- ¿Qué te hice? –aterrado-

Miraba sus manos las cuales eran las causante del daño que te acongojaba, se alejo de ti asqueado de lo que había hecho, aterrado del dolor que debiste haber pasado. Estaba asustado de que tu solo estabas tirada ahí con tus ojos cerrados. Se acerco de nuevo pero ahora con más cuidado y te levanto lentamente. Miro tus ojos y mejillas húmedos mientras que seguías susurrando algo.

Tom: (tu nombre) ¡(tu nombre)! ¡respondeme¡

Intento despertarte del trance en el que estabas y cuando abriste lentamente los ojos, lo viste cerca de ti tomándote en sus brazos. Fue entonces que gritaste de nuevo, pataleando y manoteando intentando escapara de su lado. Lo lograste y lo único que hiciste fue acurrucarte en la cabecera de la cama mientras te cubrias a ti misma con tus piernas.

Tu: no me hagas daño Tom, por favor no lo hagas…-llorabas-
Tom: no…yo no…-preocupado-

Intento ayudarte a salir del estado de shock en el que estabas, pero sabia que no era el preciso momento para hacerlo y menos él, quien había sido el causante de tu situación.

Tom: perdóname…

Intento tocar tu brazo pero lo único que hiciste fue sollozar mas ocultando tu rostro alejándote un poco mas de él.

Tu: vete…vete…vete...-le repetiste suavemente sin verlo-
Tom: perdóname (tu nombre)….

Sabia que no era bueno que estuviera ahí, asi que solo se levanto  de la cama y decidió salir de ahí. Te miro por última vez antes de irse. Vio como te encontrabas columpiándote en tu propio cuerpo ocultado tu rostro en tus piernas flexionada a tu cuerpo.

Comenzó a romper todas las cosas de su habitación, estaba furioso consigo mismo. Aterrado de lo que estuvo a punto de hacer, asqueado del alcohol y de cómo lo había llegado a controlar, causándote un fuerte daño. En esos momentos para Tom la ultima persona que deseaba ver, era a si mismo. Se odiaba profundamente del hecho de saber que te hizo un gran daño cuando mas lo necesitabas. Con su puño cerrado golpeo el espejo de su habitación dejando una marca de sangre cuando su piel fue cortada por los vidrios. Lloro y grito su dolor implorando que lo perdonaras por haber sido un estúpido. 

Llevabas tu maleta contigo, después de haberte dado un largo baño donde tallaste muy fuertemente tu cuerpo. Habías tomado la decisión que era lo mejor para ambos el alejarse y asi cada quien resolver sus asuntos o problemas de una mejor manera. No odiabas a Tom ni le guardabas rencor, aunque no haya estado bien lo que hizo. Porque de alguna manera u otra había perdido algo de la confianza que le tenias. Sin embargo no era lo suficiente para destruir los años de buena amistad y noviazgo entre ustedes.

Le había escrito una carta, por el momento prefería irme sin verlo. Entendía como se debería sentir en esos momentos consigo mismo y en verdad no quería seguir atormentándolo, seria mejor que mi presencia desapareciera de su vida por un rato. Ya suficiente daño había hecho con mi simple existencia.

Tome mi maleta luego de dejar una pequeña carta en la mesa frente a la puerta del recibidor  camine y cerre lentamente la puerta. Ya afuera tome un taxi y le dije que me llevara a un café que conocía de por ahí.

Bebía una capuccino mientras veía a las personas pasar por fuera de la ventana del local, traia conmigo un vestido grisaceo de tirantes gruesos y encima otro abrigo tejido color celeste, que me cubria lo necesario aunque no era la gran cosa del mundo. 

Quería quedarme por la eternidad mirando por aquella ventana, no quería pensar nada más que ver como la demás gente vivía su vida. Me sentía en paz pero no era una paz placentera, era de cansancio de lo agotada que estaba de no poder dejar de dar vueltas al asunto de que mi matrimonio termino siendo mierda y que también había perdido a mi gran amigo. Ademas de que por primera vez, me sentía mas solo que nadie en este mundo. Pase de tener todo en la palma de mi mano a caer hasta lo mas profundo de la oscuridad donde ni el mas minimo rayo de luz llegaba. Que crudo ¿no?

Te quedaste en ese café durantes largas horas donde la gente entraba y salía, pero tu solo seguís ahí mirando atentamente por la ventana. Estabas preocupada por Bill, en como estaría, si iria a trabajar o si pensaría en ti aun con tanto odio.
Eran muchas preguntas de las cuales no se podía conseguir respuesta.

Caminabas con tu maleta de rueditas por un gran parque, podías oir las pequeñas ruedas rebotar levemente entre cada unión del concreto y en cada grieta. Llevabas la cabeza baja mientras dabas pasos torpes en el camino. Simplemente ya no podias mas. Encontraste una banca donde decidiste sentarte y luego de mirar por largos segundos el grisáceo cielo rompiste en llanto. Golpeabas tus rodillas a puño cerrado odiándote por todo lo que pasaba, jadeabas el dolor que se concentraba en tu interior. Querías gritar tantas cosas que formaba un nudo en tu garganta y no podían salir. Sentías como te ahogaba en cada respiro, en cada intento de respirar de nuevo. Nadie podía verte, nadie podía consolarte simplemente llorarías hasta que el mundo se acabara o hasta que el dolor se hubiese ido, aun y si te tardaba toda la vida.

De pronto escuchas una voz…

-¿(tu nombre)? 

Como tenias tus manos en el rostro no habías visto a la persona pero al oir su voz la reconociste rápidamente.

Tu: ¿Luz? –sorprendida-
Luz: sí, soy yo –te sonríe- pero…pero ¿Qué haces aquí y asi? –se preocupo-
Tu: ay Luz, perdónenme por favor…yo no quería, por favor

Te levantaste llorando aun mas y caminaste hacia sus brazos, mientras ella te proporcionaba un cálido abrazo, seguías aun con mas lagrimas por venir de tus ojos.

Luz: tranquila, tranquila. Todo estará bien, te lo prometo…llora…desahógate…-susurraba mientras acariciaba tu cabello-
Tu: todo fue mi culpa Luz…heche a perder todo. Lo mas preciado que tenia se me fue de las manos….-te lamentabas-

Tiempo después te encontrabas en la casa de Luz bebiendo algo de te para relajarte, le habías contado todo lo sucedido y ella solo te miraba sorprendida.

Luz: vaya (tu nombre)….-tranquila-
Tu: lo se, fue mi culpa no culpo a ninguno de los dos, fui yo la que hizo todo este enredo. Si estoy sufriendo ahora, es algo que me merezco
Luz: no, no, no linda. Ni digas eso –limpia una lagrima tuya- no es la culpa de nadie, son…son simples cosas que pasan
Tu: ¡pero destruí mi matrimonio! –lloraste-
Luz: sí, sí pero…pero nunca hiciste algo realmente malo, ademas Bill debió haberte escuchado aun después de todo. Al menos habría entendido en la situación que te encontrabas, no entiendo como fue capaz de dejarte asi sola a la deriva. Nunca haz sido tan mala para merecer este trato (tu nombre). Eres humana y cualquiera puede equivocarse ademas no creo que seas ni la primera ni la ultima persona que cometa un error en su matrimonio, lo importante es que te arrepentías y que querías contarle todo pero no tuviste la suficiente fuerza. No te juzgues de esta manera tan cruel, no te odies a ti misma mujer.

Te miraba comprensivamente, mientras escuchabas cada palabra que decía.

Tu: -suspiraste- sí….bueno….creo que me bastaría con saber que Bill sabe toda la verdad, en realidad por una parte siento alivio ahora siento que ya no tengo que ocultar nada mas, pero él piensa otras cosas que no son, cree que me acosté con Tom mientras estaba casada y eso no es cierto, te lo juro que no.
Luz: te creo.
Tu: no puedo dejar que él se hunda de nuevo por mi estupidez, no se lo merece. Necesito hablar con él…pero no creo que quiera verme….-agachaste la mirada-
Luz: ya veremos eso después, lo importante es que tu estés comoda y estable para que puedas comenzar a arreglar todo de nuevo –sonrie-
Tu: sí –medio sonries.
Luz: ¿tienes donde quedarte?
Tu: no…-sonrojada-
Luz: bueno puedes quedarte conmigo, George no vendrá 
Tu: no claro que no, yo no quiero interrumpir tu privacidad 
Luz: -sonrie- por supuesto que no, eres bien recibida en mi casa, eres mi amiga y las amigas no se dejan solas 

Te toma de la mano en forma de apoyo, le sonries sabiendo que ella no daría paso atrás en su decisión.

Te encontrabas pensando la manera de enterarte de cómo estaban las cosas en la mansión. Entonces, luego de rezar por que todo saliera bien, tomaste valentía suficiente para llamar a tu antigua casa donde vivías con Bill, esperando con toda tu alma a que él no estuviera. Escuchaste el teléfono sonar varias veces hasta que alguien contesto, era voz de mujer.

-¿diga?
Tu: ¡samanta! –feliz-
Samanta: (tu nombre) – susurro feliz- oh bendito sea dios ¿Cómo estas? ¿te encuentras bien? ¿en donde estas? Dime por favor, nos tienes muy preocupadas a mi tia y a mí
Tu: estoy bien Sam, me quedo donde una amiga
Samanta: oh que bueno –respira tranquila- dame la dirección ire a verte –feliz-
Tu: esta bien, es….

Después de darle la dirección esperaste a que Samanta llegara, puesto que te había dicho que iria lo mas pronto posible. Escuchan que suena la puerta y Luz va a abrir para que, si fuera alguien inesperado no te viera. 

Pero todo estaba bien, sí era ella. Al momento de entrar y verte corrió a darte un gran abrazo asegurándose de que estuvieras bien.

Samanta: oh (tu nombre) dios, que bueno que estas a salvo
Tu: sí –sentiste un trago amargo- lo estoy…
Samanta: no sabes como lo odio, fue tan cruel –enojada-
Tu: no fue su culpa Sam…me lo merecía
Samanta: ¡por supuesto que no! –Indignada- ni siquiera a una p*ta la tratan asi, el sigue siendo el mismo idiota de siempre
Tu: dejemos de hablar de eso por favor, no quiero recordar ese trago amargo
Samanta: oh por supuesto. Lo siento
Tu: no importa –le sonríes-

Nos encontrábamos las tres platicando en la sala de estar, en verdad me alegraba tanto que las chicas estuvieran a mi lado en este momento. Cuando más las necesitaba. 

Samanta me había contado que Bill no había ido a trabajar desde que yo me había ido, me había dicho que Bill se había encerrado en nuestra habitación todo el tiempo y que no comia, solo bebía todas las botellas que encontrara y le ayudaran a olvidar. En ese instante sentí una sensación de correr a su lado y cuidarlo sin importar que me corriera de nuevo. Había dicho que prohibía que se me diera la entrada de nuevo a la mansión o que se me ayudara  claro a Samanta le valia. Si no, no estaria aquí contándome todo.

Samanta: no están nada bien las cosas (tu nombre) todo se vino abajo con tu partida…
Tu: entiendo…-seria-
Samanta: ¿que es lo que harás? ¿Cuál es el plan para recuperarlo? –entusiasmada-
Tu: no hay plan Sam, Bill ya no quiere verme…-deprimida-
Samanta: ¡¿Qué?! ¡No puedes darte por vencida! ¡Eres (tu nombre) la mujer positiva ante todo lo malo! ¡no puedes! ¡es sacrilegio! –sorprendida-
Tu: pues ya vez que no soy la mujer maravilla, al igual que superman y todos los super héroes tengo mi debilidad –una media sonrisa falsa se mostro en tu rostro-

Ella te miro sorprendida de la mujer acabada que tenia en frente.

Luz: ha estado asi desde que la encontré
Samanta: ¿la encontraste? 

Luz asiente triste, entonces Sam comienza a sospechar que algo malo te sucedió pero sin embargo prefiere no hablar de eso, por el momento.
Pidieron algo de comida china y comenzaron a platicar sobre otras cosas en un intento por alegrarte, pero no pudieron lograrlo. Entonces Sam te conto sobre una casa que tenia pero que no utilizaba porque nunca la necesito, se la habían regalado sus papás pero ella decidió vivir con su tia en la mansión para ayudarle. Te dijo que estaba amueblada y que si querías podias vivir en ella. Aceptaste agradeciendo su hospitalidad y la de Luz, peor no quería inerrumpir en la privacidad de ninguna de las dos, ademas necesitabas tiempo a solas. Nadie mas aparte de ellas sabrían que estabas ahí y te habían prometido no revelarselo a nadie, ya que por parte de Tom y Bill sabían bien que ellas eran tus amigas y que te ayudarían.
Esa noche te quedarías con Luz y en la mañana te llevaría a la casa de Samanta para que te escondieras ahí por un tiempo.

Una habitación llena pero al mismo tiempo tan vacia, después de tantos momentos buenos vividos en ella y ahora la oscuridad la llenaba. En una esquina se veía el cuerpo de un hombre tan poderoso pero tan débil y frágil, la reconfortante seducción de una botella tocando sus labios como un dia los de ella lo hicieron. El calor del alcohol llenándolo como el amor de ella solia hacerlo, pero no es igual. No es lo mismo. 

Bill se encontraba en lo peor de los casos, habatido y derrotado. Arrastraba su alma consigo mismo 
aun que ya no pudiera mas. 

Después de mi partida Bill había caído en abismo muy profundo donde miles de preguntas azotaban su mente y alma mientras yacía atado por cadenas al dolor. Intentaba desaparecer, intentaba volver el tiempo hasta donde eran felices ¿que habia pasado? ¿Qué había hecho mal? ¿Habia estado todo asi de fregado desde el principio?

Mas nunca encontraba respuesta, solo se veía asi mismo derrumbarse poco a poco aunque para todos los demás todo estuviera bien. Amaba a esa mujer, la amaba con todo su jodido ser y no podía simplemente arrancarla de su alma. Ella era una enfermedad sin cura y sin tratamiento para el dolor, pero por mas que intentara odiarle y dejarla ir. Su estúpido y enamorado corazón la retenia a su lado, retenía cada sonrisa que ella le había dado, todo de ella estaba en él la veía como una película repitiéndose en su recamara. Podía verla sonreírle mientras giraba uno de su tantos vestidos para que le dijera como se veía, la veía dormir a la orilla de la cama, salir envuelta por una pequeña toalla desde el baño, sentada como una niña pequeña desde la cama y la miraba acercarse a su lado, sonreirle y cuando ella se recostaba sobre su hombro para consolarlo, apenas levantaba  una mano para tocarla. Ella se desvanecía y de nuevo caia en la cuenta de que todo había sido un gran espejismo como el amor que ella dijo tenerle. Todo había sido una vil mentira y nada mas, entonces la furia regresaba a su lama y rompía de nuevo otra vacia botella, mientras tomaba su cabeza en forma de dolor gritando enfurecido por toda la mierda que lo acongojaba. 

Había llegado bien a la casa de Samanta, sentía que seria bueno estar unos días alejada de todo, como si la tierra me hubiera tragado. Dejaría que el dolor de cada quien se apagara mientras que intentaba recuperar los pedazos de mi roto corazón y unirlos de nuevo.

3 dias mas había pasado y yo no sabia nada sobre Bill, no sabia si me extrañaba o si me estaba buscando, ni de Tom sabia algo. Aunque creía que por el momento eso estaba bien.

1 semana después…

Georg: ¿has sabido algo de ella?
Bill: …no…
Georg: ¿ vas a buscarla?
Bill: …no…

Georg miro a Bill con sorpresa ademas de incomprensión, ¿Quién rayos era él y que le habia hecho al hombre enamorado?

Georg: bill…oye se bien lo que paso, pero…deberías darle una oportunidad de explicarte bien como pasaron las cosas.
Billl: no gracias no me interesaba saber en que cama se revolcaban –con desprecio-
Georg: mira no estoy del lado de nadie, pero puedo asegurarte que (tu nombre) no es ese tipo de mujer, ella no es asi
Bill: ¡ENTONCES! ¡¡¿POR QUÉ LO HIZO EH?!! EXPLÍCAME QUE YO NO ENTIENDO! –grito furioso- ella me engaño ahora yo la odio, punto final…

Georg suspira.

Georg: deberías buscarla tan siquiera porque en verdad puedo ver como la extrañas

Bill lo miro enojado intentando decir algo para negarlo.

Georg: y ni me respondas porque sabes que es verdad, no la puedes odiar la sigues amando y eso es lo que te duele que a pesar de todo ella aun significa todo para ti.

Bill lo miro sorprendido por sus palabras, sabía bien que Georg decía la verdad y le había quitado las palabras de la boca. Georg tomo algunos papeles para salir de la oficina de Bill, pero antes de cerrar la puerta se giro a decirle algo.

Georg: deberías buscarla, esta sola y perdida. No vaya a ser que después sea demasiado tarde para verla…

Y después de eso salió de la oficina cerrando lentamente la puerta. Dejo a Bill dolido por la fuerte cachetada imaginaria que le había dado con sus simples palabras. ¿ Y si quizás Georg tenia razón? ¿y si quizás nada había sido como fue? Debería haberte dejado contar tu parte de la historia. Bill se decía. Pero también pensaba que quizás ya era muy tarde para arrepentirse quizás tu ya no querías verlo mas. Quizás todo había acabado.

20 comentarios:

  1. No sé ni como reaccionar :D al leer que Bill se habia enterado me quede Helada, la fic adquirió algo emocionante, Yo quiero que Bill busque a (tu nombre) :D ...

    ResponderEliminar
  2. Que peso me has quitado de encima al saber esto...Aunq ahun asi llevas tiempo que no subes un capi a "Garras de Sangre", ya hace un mes exacto que no subes un capi, y es que aparte tus fics me transforman a otro lugar, ya que (TN) no solo tiene problemas en las Fic's..Pero tranquila, no te quiero presionar, entiendo que tambn tenes muchas cosas que hacer y has de estar muy ocupada...Tomate tu tiempo c:
    BY: #"Nuri"#

    ResponderEliminar
  3. Bill lucha por (tn).. Yo pense q seria un sueño..
    Pobre (tn) me encanta tu fic...
    Me dejas toda intrigadaa esta intensa la fic xD
    siguelaaa prontooo
    bye cuidate :D

    ResponderEliminar
  4. aaaaaaaaaaaaaaaw :c en el estado que esta bill :c no me gusta... Ojala busque a (tn) y las cosas mejoren un poco aunque sea ;c siiiiiiiiiiiiigue luego la fic <3 esta muy buena...

    bless ... Caro :3

    ResponderEliminar
  5. genial!!!!!!
    me muero por saber que pasa!!!!!
    espero el proximo capi..... :)

    ResponderEliminar
  6. que bien que Tom se detubo, mierd... esto se pone mas y mas interesante sube pronto porfis >.<

    ResponderEliminar
  7. Hmmm.. Me ha gustado pero
    Me hubiera gustado no se ... Tom fue un depravado un idiota! ..
    Espero que sigas!!
    Y subas pronto! Bye bye

    ResponderEliminar
  8. Pues si no lloré fue porque me iba a echar a perder el maquillaje, porque fue tan de llorar. Fue demasiado lindo, me encanto. Espero Bill si la busque y arregle las cosas, porque si no, creo que ya no habrá vuelta atrás por las malas decisiones tomadas al azar.

    ResponderEliminar
  9. Hijoeputa!
    Ya no sé que más decirte, en serio.

    Sube pronto. Lo esperaré con muchas ¿ansias? Bueno, lo que sea. Tu historia me deprime u.u

    Cuídate. Muchas vibras positivas. Chao.

    ResponderEliminar
  10. Me encanta esta historia :)
    en cada capitulo siempre me sorprendes,
    espero que puedas subir pronto
    porque esta muy interesante ;)

    ResponderEliminar
  11. ahhh amo tu fic, me hace llorar, quiero que sepas que me inspiraste para hacer una fic llamada Mi primer y ultimo amor, todavia no la empece pero pronto lo hare, amo tu fic, y porfa em sube cap pronto en garras de sangre, seguro es porque no tienes mucho tiempo pero de cualquier tiempo podrias quitar un poco para continuarla porque hace mucho que ya no subes y tambien amo esa fic por todo su misterio O.O haha

    By: Nathi

    pd:¿ya dije que amaba tu fic? xD

    ResponderEliminar
  12. EMOCIONANTEEEE............. amo tu fic siguela

    ResponderEliminar
  13. :C síguela sino moriré Eva

    ResponderEliminar
  14. muy bueno el capitulo sube pronto cuidate

    ResponderEliminar
  15. que bueno que (tn) todavia tiene amigas con las que puede contar para todo :D
    en especial doy muchisisisimas gracias a Lux por haber encontrado a (tn)!! de verdad que fue algo superbueno!!!
    y a sam que tamb le dijo que podria vivir en una casa que le herdaron sus padres......pero ne cambio Bill se a sumido en tan gran depresion que sigue creyendo que de verdad (tn) le fue infiel!! siendo que eso no es cierto!!!!
    espero que se decida en buscarla para que pro lo menos puedan aclarar todo lo sucedido...porque si no ambos seguiran sufriendo (tn) porque piensa que ella tiene la culap de todo siendo qeu el culpable fue el destino que les jugo una mala jugada :/....y Bill que piensa que su amada (tn) la estubo engañando todo este tiempo!
    sigue asi!!!
    plisss *o*

    ResponderEliminar
  16. Subeeeeee!!!
    Ojala bill sepa la verdad y entonces cuando la sepa ,(nombre) se valla a otro pais en fin que lo haga sufrir :(
    Porque el no le dio nisiquiera tiempo se cegó! Además de la bofetada..
    Y cuando la encuentre Que ella no lo quiera ver,, que lo aleje! Muajaja..
    Sube pronto!!

    ResponderEliminar
  17. OMG hace tanto tiempo que no entraba en tu fic pero KJHGAKDGJDAGHJAGHAJ my god!! esta realmente interesante!!!! pero es que AAAHHHH BILL COÑO yo lo voy a golpear y CARAJO! TOM en serio me dieron ganas de darle su buen golpe ¬¬' grrr..!!!
    VAMOS BILLO AUN NO ES TARDE....siiiisiii tienes que escuchar a (tu nombre)..!!!!!!
    JAH! Georg te dio JUSTO EN EL ORGULLO!!!
    jd,aghakdjhgkadhgkagh tienes que continuarlaaaaa siii que siiii!!

    Cdt^^

    ResponderEliminar
  18. Hola, lo siento por interrumpir, leo esta novela pero no comento, bueno, antes comentaba:L El motivo es que estoy escribiendo una nueva novela y no se si les interesaria leer la, les prometo que esta interesante y pasen se a mi blog porfa:) http://instantkarmalightsandshades.blogspot.com/ Por cierto espero y publiques pronto, necesito saber si la va a perdonar asdfghj:) Bye

    ResponderEliminar
  19. Estoy llorando, me duele en el alma como si me estuviera pasando a mi.
    Bill!!! porfavvor dale otra oportunidad a (Tu Nombre) Ella te ama!!! :`(
    Sube pronto.
    Bye

    ResponderEliminar
  20. Eva sube pronto *.* te juro que odiamos las esperas, se pone mas interesante!!! da señales de vida por favor T_T

    ResponderEliminar