martes, 20 de noviembre de 2012

Suspiro 71 Es solo un sueno, sí un sueño


Intente zafarme de su agarre pero era fuerte, bajamos las escaleras o bueno me obligo a bajarlas y todos nos miraron. Abrió la puerta y me dio un empujón quedando ambos afuera, coloco la maleta a un lado mío y me miro muy fríamente.

Bill: lárgate de aquí 

No dije nada, tan solo lo mire. El corazón se me rompia aunque él no lo notara, mi cuerpo temblaba de miedo y quizás frio, pero no hice mas que mirarlo mientras los ojos se me cristalizaban.

Samanta: ¡(tu nombre)!

Ella quiso salir corriendo en mi auxilio pero Bill la detuvo, asi como al señor Esteban e irene.

Bill: esta totalmente prohibida la entrada de esta mujer a mi casa ni tampoco quiero que la 
mencionen, todos fingiremos que no la conocemos y no quiero que vuelva por aquí. –decidido-

Dio media vuelta y cerro la puerta con todos adentro, lo mire aun en el mismo lugar como un perro vagabundo esperando ser recibido, pero él no hizo mas que mirarme por sobre el hombro (es un decir) frio y sin escrupulos esperando a que me fuera. Baje lentamente y tome mi maleta, una de mis manos se encontraba con el puño cerrado en mi pecho debido al miedo, camine lentamente hasta mi auto y subi mis pertenencias . Luego subí yo y después de unos segundos me fui de ese lugar. No tenia a donde ir ni con quien, no quería molestar a nadie ni tampoco quería que se enteraran de mi pelea con Bill. 

Aunque sabia que me merecía ser señalada como una adultera (alguien que engaña a su pareja).
Conduje sin rumbo hasta llegar a un parque, me sente mirando las estrellas pensando que si no hubiera cometido esa estupidez ahorita estaría durmiendo en sus brazos, sintiendo su aroma o quizás entregándome en cuerpo y alma a él. Mientras le susurraba un te amo muy puro desde mi corazón y sus brazos me protegerían en vez de dañarme como lo había hecho. Pero todo quedaba en un “hubiera” y como dice el mundo “el hubiera no existe”…



Capitulo 71


~~~version con Bill~~~~~~

Después de despedirse de ti para irse a trabajar, condujo muy feliz. Como siempre su actitud de todos los días desde que te había conocido. Al llegar a la disquera todo su dia fue lo mismo, firmar papeles escuchar nuevas canciones hablar con artistas, etc.

Pero hubo un trabajo especial donde tenia que salir del edificio porque había ocurrido un accidente en una de las locaciones por un concierto que se daría esa misma noche. Debía estar presente y con el debía ir Roxana ya que ella era una encargada de esos problemas por las cosas financieras. En realidad a Bill no le molestaba la idea, es que para él simplemente era trabajo no le daba la menor importancia a ella mas que como ser humano, nada mas. 

En el camino fue un silencio en el auto de Bill, al llegar al lugar les contaron lo sucedido. Un hombre había caído de una de las vigas donde se colgaba la iluminación pero la ambulancia se lo había llevado ya. Firmaron su seguro y ese tipo de cosas para dar por enterada a la empresa y no desamparar al hombre, también para hablar con el agente del artista y que nadie concelara el concierto o algún problema externo. Roxana no le había coqueteado en todo el rato, era como si todo estuviera olvidado. 

Pero ya cuando las cosa se había resuelto y regresaban al auto. Ella hizo una pregunta que a Bill le extraño

Roxana: ¿y como esta tu mujersita? –Fria-
Bil: Bien. 
Roxana: veo que se lleva muy bien con todos.
Bill: sí, (tu nombre) es uan persona muy social y tierna.
Roxana: sí, sí claro lo veo –sisañosa- hasta con la competencia se ve que se comprende

Bill estaba por arrancar el auto cuando el tono de voz de ella le hizo mirarla.

Bill: ¿a que te refieres?
Roxana: pues a lo que todos sabemos, que ella y el dueño de las disquera EMI Tom Schultz se llevan muy bien –malvada-
Bill: no te entiendo. Ellos no se conocen mucho, no se a que venga tu comentario.
Roxana: ups! Creo que no debi decirlo –arrepentida hipocritamente- 
Bill: ¡ya basta Roxana! No quiero que estes intentando algo malo contra mi esposa. Pensé que ya estábamos bien con respecto a este tema –molesto-
Roxana: pero no te molestes Bill, yo solo decía lo que todos sabemos, si no me crees haya tu 
Bill: disculpa por hablarte asi, pero no entiendo a lo que te refieres

Él estaba realmente confundió con todo esto, no quería creer lo que oia, pensaba que había interpretado mal las palabras de Roxana. Ella se mantuvo en silencio un largo momento pero luego.

Roxana: Bill sabes que te tengo aprecio porque nos conocemos dese hace mucho y muy por fuera de mis sentimientos no correspondidos por ti, me siento en el deber de abrirte los ojos. Lo hago porque te quiero como amigos que somos
Bill: sigo sin entenderte ¿a que quieres llegar?
Roxana. A que tu mujer te esta poniendo los cuernos con Tom –seria lo miro-
Bill: ¿que? –rie- que buena broma, casi lo creo
Roxana: no Bill, es que no es una broma. Es enserio, tu mujer tiene un amante 

El mundo de Bill se detuvo al ver la cara de seriedad de Roxana. ¿Cómo? ¿su esposa lo engañaba? No, eso no podía ser. (tu nombre) no era asi. Él se repetía en su mente.

Bill: ya basta Roxana! (tu nombre) no tiene la culpa de que yo no te haya hecho caso y no me gusta que le estes inventando falsos y menos con algo tan grave –molesto-
Roxana: pero te estoy dicendo la verdad Bill, mira tengo pruebas.

Ella comenzó a buscar en su bolso y de el saco un sobre amarillo el cual bill tomo dudoso  y miro las fotos que se encontraban en el interior.
No podía creerlo, esto no podía ser verdad. Era una mentia de Roxana. Sí eso era, pero a la vez dudaba porque esa persona era muy parecida a ti, cuando llego a la foto donde aparecían en su casa fue entonces que le creyo.

Bill: pero…pero…no…(tu nombre) no pudo haberme hecho esto –destrozado-
Roxana: claro que puede Bill y lo hizo. Ves te dije que ella era una mentira, que no te convenia. 
Mirala nada más muy feliz con su amante mientras tú trabajabas –sisañosa-

Él había caído en un avismo o mejor dicho de su nube de felicidad y se había golpeado muy fuerte en el corazón. Te veía y no podía creelo, le sonreías a Tom de la misma manera en que le sonreías a él, parecía que lo besabas con el mismo amor que lo besabas a él. Todo esto eran tan confuso, la única cosa que le pasaba por mente era ¿Por qué? 

Bill: ¿Por qué (tu nombre)?

El cerró sus ojos y sintió como las lagrimas caian a través de ellos. Arranco rápidamente su auto dejando a Roxana en el lugar. Hacia unos segundos le había pedido que bajara y ella acepto pues estaba feliz de haberle contado todo.

Roxana: ahora si (tu nombre) te quite a Bill, maldita hipócrita yo sabia muy bien que no eras una santa. Tan solo fingías como la mujigata que eras. Preparate querida que de esta no te salvas…

Se decía mientras miraba el ferrari de Bill desapareciendo a máxima velocidad por la solitaria calle.

Bil: es mentira, es mentira…ella no es así, íbamos a formar una familia. Ella no me haría esto –miro las fotos de reojo donde besabas a tom- ¡NO LO HARIA!!!

Grito golpeando el volante del auto, mientras las lagrimas caian rápidamente de sus tristes ojos. Podía sentir como su corazón dolia, de todos los dolores que había vivido este era el peor de todos, al traición de la única persona a la cual le había abierto su alma. A la cual le había entregado todo sin pedir nada a cambio. Pero ahora lo apuñalabas por la espalda y te volvías como lo fueron todos, una mentirosa.

Condujo a un bar cercano donde desahogo sus penas con 4 whiskies, camino hacia su auto y se quedo en el por largas horas pensando, dejando que la furia arrebatada por el alcohol se desatara en su interior. Cuando vio que el reloj marcaba las 8:00 decidio regresa a su casa, donde tu lo esperabas como siempre sin saber de lo que ocurria.

Bill no era ningún estúpido y quería explicaciones, quería reclamar, quería sacar toda esa rabia que lo estaba cegando. Lo que el más quería era verte a la cara y que le aceptaras las verdades, aunque eso lo terminara matando.

Al llegar estaba indeciso de entrar, pero al final se armo de valor. Miro el sobre amarillo en sus manos y tuvo fuerzas de seguir. Antes de salir del auto se quito su corbata y la avento por ahí ya que sentía que lo estaba ahogando como el enojo que lo quemaba por dentro.
Al entrar pudo oir tu voz tan suave, tranquila y feliz. Si hubiese sido cualquier otro dia, abria corrido a tu lado a besarte como a nadie mas en el mundo, pero ahora para él no eras más que una desconocida que se había metido en su casa y cama para hacerte llamar “su esposa”.

Fue entonces que toda la batalla comenzó y los golpes ademas de la desesperación se hicieron presentes, dejando como resultado solo a dos corazones heridos y un hogar destruido.

~~~~fin de la versión con Bill~~~~

Yacias con tus brazos cubriendo tus piernas las cuales tocaban tu pecho, mientras qe tu rostro se encondia en ellas, sentada en el piso recargada en la cama llorabas tu desgracia en una habitación de hotel. Sola y triste tanto que dabas pena ajena, pero no culpabas a nadie, ni al mismo destino por darte esta vida. Simplemente eran cosas que debian pasar tarde o temprano. 

Lo que mas te afectaba es que no sabias que era lo que seguiría en esta historia ¿Cómo se arreglaría todo? Si es que tenía un arreglo. Sentías tus labios temblar, las lagrimas habían estado acompañándote toda la noche, te veias fatal como si tuvieses una fuerte gripe ya que tus ojos se encontraban rojos e hinchados. En tu mente los gritos y golpes se repetían de nuevo y de nuevo como una película sin final, como una puñalada sin terminar.

Te habías pasado lo que quedaba de la noche escondida en la oscuridad de la habitación . Cuando miraste que la luz del dia comenzaba a salir te levantaste hacia un balcón cercano algo timida. Abriste las puertas de cristal y al instante sentiste la fría brisa mañanera la cual te hizo tener la piel de gallina debido a que no llevabas nada mas que tu vestido.

Miraste el cielo azulado como apenas la luz le daba mas colores, te sentias como si fuera una nueva oportunidad, un nuevo dia, una nueva oportunidad a la vida. Sin embargo tu mirada ensombreció al recordar que quizás tu problema no tenia solución. Ahora estabas por tu cuenta contra del mundo, tu y nadie mas.

Entre de nuevo y camine hacia mi maleta, la coloque sobre la cama y saque algunas prendas. El recuerdo de Bill metiéndolas vino a mi mente y mi corazón se estrujo del miedo, pero después reaccione y camine hacia el baño para bañarme. Adentro pase la esponja por sobre mis morados brazos, no era muy fuerte su color pero sí se notaban. Al salir me coloque un vestido de cuadros pequeños blancos y negros de tirantes, muy bonito. Sobre este me coloque un suéter holgado color beige que cubria los recuerdos de la noche anterior, maquille mi rostro para “disimular” la tristeza aunque este no me sirviera para cubrirla en mi interior.

En realidad no tenia idea de porque hacia todo esto si al final no tenia a donde ir ni que hacer, todo lo que tenia significado en mi vida se había quedado con Bill en la casa a la cual le llamábamos hogar.

De pronto escuche que alguien tocaba a mi puerta ¿Pero quien? si nadie sabia que estaba aquí, ni siquiera Samanta o la señora Irene. Por un momento mi corazón sintió un poco de emoción al pensar que si abría  ahí estaría Bill de nuevo dejándome darle una explicación dándome una segunda oportunidad de arreglar mi error. Pero la vida no es tan buena con nosotros ¿verdad?
Camine algo timida hacia la puerta con el abrigo hasta mis dedos. Abri lentamente la puerta y al asomarme pude verlo.

Tu: ¿tu? ¿Qué haces aquí? ¿Cómo me encontraste?
-llame a tu casa y supe lo que paso…-serio-
Tu: sí…lo que tenia que pasar ¿no? –desinteresada y algo ironica- tu mismo lo dijiste Tom…-lo mire-
Tom: sí pero…pero nunca imagine que…-no sabía como decirlo-
Tu: no importa –medio sonries- las cosas pasan por algo y pues creo que debo dejar que las cosas se acomoden y después ver todo con mas claridad.
Tom: supongo –tranquilo-

Entonces un silencio se hizo entre ambos, yo recargaba mi mejilla en el puerta mientras la abrazaba levemente, él seguía ahí de pie como si quisiera decir muchas cosas, pero las palaras no salian de su boca.

Tu: bueno… ¿a que viniste?
Tom: por ti…-te miro directo a los ojos-
Tu: Tom no. Yo….
Tom: (tu nombre) tu no te mereces este trato, no mereces estar aquí sola ademas se que todo esto fue por mi culpa y en verdad me siento mal, no por él. –Orgulloso- si no por ti…
Tu: no lo juzgues, yo no lo hice. Ademas yo sabia a lo que me atenia al hacer todas esta tonterías –sonreiste triste-
Tom: aun asi –serio-

Lo sabíamos, todo esto había estado mal. Pero sin embargo  había aun una parte de mí que no se arrepentía puesto que sentía que era un derecho mío el poder despedirme de Tom. Todos estos años que él sufrió y el tiempo que yo sufri por separarnos asi de repente. Creía que mi alama nunca descansaría en paz si yo no me despedía de él o tan siquiera le daba una explicación de mi desaparición y lo hice, me despedí de él pero no resulto como yo quería. Ya que gracias a las artimañas de alguien, todo se me escapo de las manos…

Tu: yo no quiero mas problemas Tom, si de por sí Bill ya cree cosas que no son…-miraste triste el piso- aunque admito que tiene razón en enojarse, es mas que obvio que sí. Pero desearía que me hubieses escuchado tan siquiera, él cree que nunca lo ame que solo estuve con él por conveniencia y no es así….no lo es…-suspiraste triste-

Tom te miro fijamente mientras decias estas palabras.

Tom: aun asi eso no justifica que te haya dejado sola, a la deriva y menos en estas condiciones. No puedes estar viviendo en hoteles todo el tiempo –preocupado-
Tu: lo se, pero por el momento es lo que me queda…
Tom: No (tu nombre) me tienes a mí, que a pesar de todo te sigo queriendo y que antes de todo este enredo, fui tu mejor amigo. El cual te juro que siempre te ayudaría en todos tus problemas

Y era cierto antes de ser novios eramos los mejores amigos que siempre se tenían el uno al otro, no podía negarlo. Tom siempre había estado ahí conmigo en los buenos y malos momentos.

Tu: lo se –medios sonries- gracias
Tom: no se hable mas, tenemos que irnos. Vamos

Tom entro a mi habitación y tomó mis maletas, en ese momento quería decirle que no. Pero él tenia razón no podia estar de hotel en hotel, ademas  el dinero en algún momento escasearía.  Asi que quizás era mejor estar con el, como amigo por supuesto. Un tiempo.

Salimos y subimos a su auto y condujo hasta su casa, al llegar me ayudo con mis cosas y me dio un recorrido. Al final me señalo cual seria mi habitación, yo solo asentí agradecida y después salió para dejar que acomodara mis cosas o tan siquiera me acoplara al ambiente.
Al terminar de acomodar un poco, camine hacia una gran ventana que daba  aun hermoso jardín. 

Lo mire suspirando una gran oleada del aire fresco directo a mis vacios pulmones. Ya era un nuevo dia y yo me preguntaba como estaría Bill. ¿ Habría ido a trabajar? ¿ Pensaría en mí? ¿Aun seguirá reprimiendo su ira?

Agache mi mirada al sentir las lagrimas caer por mis mejillas. Había lastimado al hombre mas maravillosos del planeta, lo perdí…para siempre. Y ahora siento que sin el mi vida no tiene sentido, por muy inmaduro o estúpido que se escuche. Pero en todos mis planes Bill estaba incluido yo no veía mi vida sin ese hombre  a mi lado. Aunque ahora fuese un imposible, de los que sabes que nunca alcanzaras.

Esa noche fue tranquila, cené con Tom en silencio. Ninguno de los dos decía nada, tan solo comíamos en realidad no tenia mucho apetito en estos momentos, quizás le di unos cuantos piquetes a la comida pero no fue mucho y eso él lo noto. Me levante de la mesa con la excusa de mi cansancio mas él solo me dijo que estaba bien. Podía ver en sus ojos la verdad de porque me retiraba, pero no me dijo nada. Subi a mi habitación y me deje caer en la cama mirando hacia la gran ventana. La luna se asomaba en su mas hermoso esplendor, me hacia recordar las hermosas noches que había pasado junto a Bill. Me recordaba el deseo mutuo cada vez que nos entregábamos el uno al otro, su calor corporal cubriéndome como solo el podía hacerlo…como 
deseaba tenerlo conmigo otro momento mas…

Habían pasado dos días de mi estadia con Tom, él era casi igual a Bill su vida giraba mucho entorno a su trabajo en la disquera. Yo esperaba todo el dia en su casa, no porque el me dijera. Si no porque me setia bien escondida del mundo. Lo que mas me preocupaba era la galería pero estaría bien quizás cerrada algunos días. Mientras todo esto se tranquilizaba.

Cada vez que Tom llegaba yo lo recibia con una gran sonrisa. A veces traia flores conmigo ya que su casa no  era muy hogareña y quería regresarle el favor con algo colorido y bonito. Con tal de distraernos a ambos le preguntaba de su dia, el me contaba muy feliz lo que hacia y grandes logros que tenia.  Ademas de lo emocionante que le parecía. 

Me alegraba tanto por él, como en tan poco tiempo se había hecho todo un hombre de negocios, me sentía orgullosa de que todos los sueños que algun dia se había propuesto y me había dicho los estaba haciendo realidad.

Esa noche me encontraba acomodando un ramo de flores, les cortaba el tallo para que cupieran en el florero, Tom estaba ahi conmigo y por error nuestras manos se habían encontrado. Él no quito su mano de la mia, lo mire y me estaba viendo con una gran nostalgia, intento acercarse para besarme pero yo me aleje. Le dije que no podía, ya no quería hacerle mas daño a nadie y que me perdonara pero mi corazón solo pensaba en mi esposo en esos momentos y lo único que quería era recuperar mi matrimonio destrozado.

Tom se había enojado pero no me había dicho nada  aunque yo podía ver los celos ardiendo en su mirada, pero en estos momentos yo solo quería al Tom que era mi mejor amigo, estaba cansada del amor y sus contras, cansada de tener que dar explicaciones a a todos de mis acciones. Sí yo había sido una tonta. No, mejor dicho estúpida y lo que quieran, pero ya me estaba cansando de que todos me apuntaran con el dedo, como si en este mundo todos fueran unos santos. Esta bien me había equivocado, pero no lo había hecho por maldad nunca fue mi intención dañar a nadie, solamente no tome las decisiones correctas y no logre que mi consciencia y mi corazón se pusieran de acuerdo respecto a nuestras decisiones.

Esa noche había subido a mi cuarto a darme un baño, había estado unos momentos en la tibia agua de la tina. Al salir me coloque mi toalla y me coloque un vestido casual, deje  mi cabello suelto y encima me puse un abrigo gris de tela delgada. Baje y casi todo estaba en oscuridad, mire hacia la sala de estar y ahí estaba Tom con la chimenea aluzando su masculino rostro. Tenía una botella de ron en sus manos y llevaba la mitad. Al acercarme sus mejillas estaban rosadas debido al alcohol. 
Lo recosté en el mueble y le quite la botella de las manos, le cubrí con una pequeña sabana. Me fui de ahí cuando sus ojos se cerraron. Subí de nuevo a mi habitación, acomode algunas cosas y cuando vi que era tarde busque alguna pijama y la coloque sobre la cama. Cuando apenas estaba bajando el abrigo de mis hombros, dejando mi espalda al descubierto esuche que la puerta se abrió. 
Me gire y mire a Tom en no muy buen estado recargado en ella.

Tu: Tom…-sorprendida- ¿Qué haces aquí?

Me acerque a él cubriéndome de nuevo con mi abrigo. Cuando lo vi me pude dar cuenta de su embriaguez, en su mano izquierda tenia de nuevo la botella pero esta vez se encontraba vacia. 

Tu: ven vamos te llevare a tu recamara para que descanses –le sonreí tierna-

Tome su mano libre y de la otra le quite la botella, colocándola sobre una mesita cercana. Cuando quise llevarlo a su habitación su cuerpo se coloco rígido.

Tu: ven Tom vamos, debes descansar…-preocupada-

En verdad me estaba preocupada Tom no parecía estar en sus 5 sentidos, su mirada era obscura y sin ese brillo que lo caracterizaba. Un poco de miedo se asomo en mi cuerpo pero no quise desconfiar de él.
Él me miro algo ido y dijo:

Tom: te amo (tu nombre)…-susurro-
Tu: Tom no digas eso…estas ebrio…
Tom: ¿Por qué?...
Tu: ¿Por qué? ¿Qué?
Tom: ¿Por qué lo quieres tanto? ¿Por qué sufres por él si te hecho de su lado? ¿Por qué no puedes mirarme o pensar en mí como con él?

Cabe decir que su tono era de borracho, yo sabía que el que estaba hablando no era Tom si no el alcohol tomando posesión de él y su cordura.

Tu: hablaremos eso después Tom, ahora tienes que descansar

Intente moverlo pero lo único que logre fue un arrebato de él alejándome y gritando “no”

Tom: ese maldito, lo odio con el alma. Me alegra que este sufriendo lo mismo que yo, me alegra 
tanto que no te tenga a su lado. Me alegra que te alejara. Estoy tan feliz de que sienta lo que es sufrir –grito tristemente-

Retrocedí un poco al ver que Tom era alguien tan irracional, podía sentir su rencor su enojo. Ademas había tirado algunas  cosas del arrebato  incluyendo la botella que al tocar el piso se rompió en varios pedazos dispersados en el suelo.

Tu: Tom tranquilízate por favor

Me acerque a él tomándolo de sus brazos para que me mirara, y asi lo hizo pero creo que había hecho algo malo.

Tom: ¿te acostaste con él? –lloro-
Tu: ¿Qué? –confundida-
Tom: dime la verdad (tu nombre) ese maldito ¿te tuvo en cuerpo y alma?

En realidad no sabia a que venia esa pregunta pero creo que resultaba obvia  su respuesta, pero él quería oírla de mis labios para poder creerla. No creí que ese fuera el mejor momento para contestarle ademas no era un tema apropiado para hablar con él.

Tu: no digas tonterías Tom, tu sab….
Tom: ¡¡ DÍMELO MALDICIÓN!! –te grito fuertemente,, lleno de ira-

Te sorprendiste por su repentino grito, intentaste guardar la calma suspirando y cerrando tus ojos.

Tu: Sí…-lo miraste-

Entonces fue cuando él cambio por completo, golpeaba cualquier cosa a su paso, retrocedí hacia la cama mirándolo como tiraba algunas cosas y gritaba con mucho dolor en su voz.

Tom: MALDITO!! LO ODIO!! MALDITO IMBÉCIL ! ESE ESTÚPIDO IDIOTA!! Me quito todo!! TODO!!

Después se detiene y se gira a mirarte muy lentamente  el miedo te recorría las venas tu corazón comenzó a latir a mil por hora. Sabias que era momento de salir de ahí por el bien de ambos. 

Camine rápidamente hacia la puerta pero Tom logro cerrarla antes de que llegara.

Tu: déjame salir Tom…-asustada-

Mas el no dijo nada, tan solo fue acorralándome mientras se quitaba la corbata.

Tu: ¿Qué haces? Por favor déjame salir….por favor…-rogaste-

Pero por más que le hablaba era como si no escuchara, comencé a temblar sabiendo del pensamiento que tenía en su mente en ese momento. Intente correr empujándolo pero él me tomo de mis brazos, sentí la orilla de mi cama detrás de mis rodillas. Entonces las lagrima ya caían por mi rostro y mis ojos se mostraban aterrados ante el horrible pensamiento de saber lo que quería.

Tom: si el pudo hacerte suya, entonces también seras mía. Borrare cada caricia y beso que te haya dado (tu nombre)
Tu: ¡NO! TOM! Por favor ¡NO!

Sentí como sus labios besaban mi cuello fuertemente, me tomaba de los brazos. Sus manos me lastimaban como un dia lo habían hecho las de Bill en mis brazos. Grite con todas mis fuerzas, intente detenerlo pero su fuerza era mucho mayor, lloraba mientras lo sentía besarme, sus labios me herían y su boca me hacia sentir sucia por donde pasaban. Llore y grite aun más cuando lo sentí aventarme a la cama. Lo mire aterrada de cómo se quitaba su cinturón y desabrochaba su camisa desfajándose un poco. Intente arrastrarme por la cama pero me jalo por mi caderas acomodándose sobre mí. Me dejo inmovilizada  intente golpearlo con mis brazos pero no funciono. Se acerco y me tomo del rostro obligándome a besarlo, bajo por mi cuello marcando de rojo mi piel, de ahí sus manos bajaban mi abrigo y comenzó a besar mis hombros. Intente pelear pero logro quitármelo, yo me retorcía bajo su cuerpo asustada, beso fuertemente mi pecho y mientras sus manos bajaban a través de mi cintura acariciándome sobre el vestido. Lloraba y le rogaba que no lo hiciera pero él no me escuchaba, sus manos bajaron hacia mis piernas tocándome, patalee pero él logro domarme. Sentía como levantaba mi vestido mientras yo cerraba mis ojos presa del miedo. Acaricio mis piernas, jadeante. Di un fuerte grito cundo lo sentí tocarme en mi feminidad.

Tu: NO TOM!! DETENTE! POR FAVOR! DETENTE!! –Grite con todas mis fuerzas-

El volvió a subir a besarme de nuevo, intente morderlo pero a él no le importo el dolor. Sus labios estaban en mi cuello mientras sus manos acariciaban mis pechos por sobre la ropa, lloraba sin voz y con mucho dolor por dentro. Su cuerpo estaba sobre él mio recargando su peso sin darme oportunidad de moverme. Entonces fue cuando hablo

Tom: te haré mía, si dejaste que él te tocara yo también tengo derecho, también te di mi corazón y lo rompiste, quizás asi estemos a mano…

Lo mire intentando respirar, sus ojos no eran los mismo nada de él lo era. No era mi Tom  al cual le tenia tanto cariño…no lo era.

Grite cuando sus manos bajaron los tirantes de mi vestido y lo jalaron hacia abajo, pero como no podía quitármelo comenzó a romperlo con toda la fuerza que tuvo. Me jalo sentándome frente a él pero sin quitarse de encima, coloque mis manos sobre las suyas intentando detenerlo mientras oía como la tela se rompía por su fuerza.

No podía creerlo estaba cayendo en shock. Tom ¿iba a violarme? Una de las personas a la cual le di toda mi confianza estaba a punto de abusar de mí…no. Esto no podía ser. Yo estaba soñando, sí eso debía ser. Una pesadilla de la cual pronto despertaría la cual olvidaría en cuanto viera la luz del día. Quedaría en eso, en solo un horrible sueño….

14 comentarios:

  1. oh mi dios! :O
    que sea un sueño
    por favor. . .
    Me encanto
    sube pronto
    cuidate y un abrazo :D

    ResponderEliminar
  2. que mal lo que le esta pasando D:
    espero que sea una pesadilla
    por favor que se arreglen las cosas entre
    Tn y Bill no me gusta que sufran:(
    amo tu fic <3
    sube el sig. cap pronto
    :D

    ResponderEliminar
  3. T__________________T ahhh q horror, pr x un lado entiendo a Tom xq aparte de que estaba borracho tambn estaba sufriendo, y espero q se de cuenta de las cosas antes de q despss tenga q arrepentirse.....
    By: NURI

    ResponderEliminar
  4. D: pero qué le pasa! pobre tn igual entiendo a tom, además estaba borracho pero no puede hacer eso!
    me encanta tu fic, no quiero que termine D: todavia no! >.<
    adios! cuidate! :D

    ResponderEliminar
  5. O.o tienee que ser un sueño!! Porfa q sea un sueño .. Bill no la puede votar y Tom no creo q sea capas de esoo..
    Justo lo dehas ahy. Awww esta buenizimaa la fic.. Me dejas en mucha intrigaa!!
    Siguelaaa prontooo.. Me encanta tu fic
    bye cuidate :D

    ResponderEliminar
  6. ¿Qué?!!
    Tienes que subir el siguiente Capitulo...
    Ya.. Lloré demaciado..
    Algo así
    Tienes que subir.. ¿Sabes? Si no subes pronto.. Etaré como (name), hecha mierda..
    Tienes que subir...
    Lo mas pronto! Si?
    Me ha gustado..
    CuidTe besos y sube Pronto.

    ResponderEliminar
  7. Porfiiiiiiiiiiiiiiiiin llore grite y tire el computador al suelo ._. odio a roxana ¬¬ matenal porfa encerio ¬¬¬ que la parte un rayo luego venga un camello y la escupa ¬¬ la odio despues sus cenizas las usare de abono ¬¬ que triste la parte de bill :'( y Tom ¬¬¬¬¬ nooo pobre tn u_u casi me hecho el compu O______________O xDDD es que fue muchas la reaccion y mi madre no entiende esa señora ¬¬ estoy feliz de que hayas subido :'DDD gracias ^^ puedo contactarme contigo atraves de msn o face? :') seria genial :DDD

    Cuidate nos vemos sube pronto si??
    Un abraso psicologico desde la distancia
    Atte Alex
    E.A

    ResponderEliminar
  8. Madre mía, estoy llorando desde el capítulo 69. Te juro que ODIO con todo mi ser, que hayas hecho sufrir a Bill, lo juro que lo odio.
    En fin.
    Ciao.

    ResponderEliminar
  9. Si supieras TODO LO QUE HICE Y LO QUE DIJE Y MALDJIJE al leer ese capítulo: te quedarías en shock. Y lloré tambien con este capítulo.
    Me re-mataste con este capítulo. Creo que el siguiente ya no lo leeré debido a que me dará un infarto fulminante.

    ¿Será que puedo decirle algo ofensivo a Tom? MALDITO HIJO DE PUTA! Que se queme en las llamas eternas! :@ Sabía que no estaba bien (Name) en irse con él.

    SPTM! Esperaré el siguiente apartado con ansias -y con ganas de matar a Tom-.

    Cuídate. Muchas vibras positivas. ¡Chao!
    u.u

    ResponderEliminar
  10. fuck O_O no se si sea un sueño, el capt esya fuerte, sube pronto no nos dejes con tanta intriga X_X

    ResponderEliminar
  11. Nononono como es posible que Roxan tiene esas fotos,cmo sabia donde estaba con Tom COMO!!!maldita per** te Mato te MATO!!!...... Todo iva tan bien asta qe llegaste tu y lo arruinaste ya se iva a saber todo..todo!!......TOM pliz no cometas una estupides despues te arrepentiras y sufriras mas de lo qe sientes porfavor no sigas no sigas! Solo es un sueño vera el NO ara NADA!!o si!?..TT~TT ..BILL lo-lolamento Amor perdoname!!u.u"
    Waaa Eva arg te odio por hacerme esto cmo me dejas a si!!D:....ees qe no puede ser peor...Una loca ardida me hace la vida imposible,Uno piensa qe soy una Pich,el otro me odia por abandonarlo(cuando no fue mi intencionu.u) y me qiere violar algo MAS!!:O....porfasporfas siguela pronto!!esto esta en BOmba buenisimo!!C::*beso chica..cuidate sube pronto!!

    ResponderEliminar
  12. aahhhhhhhh no puede ser que Tom se haya comortado de esa manera tan pero tan descarada que digo descarada!! perversa!
    malvada! fria y con mucho rencor ademas sabiendo de que (tn) habia pasado tanta cosa que a cualquiera impactaria y estubiera igual k ella o quisa peor!!
    pero no!! su odio pudo mas y no pudo controlarse!! a pesar a sabiendas de todo lo ocurrido!
    PORQUE TOM PORQUE!!!!!!!!!!!
    TANTO TE AFECTO QUE SUCEDIERA LO QUE PASO PARA QUERER DESQUITARTE CON LA POBRE DE(TN)

    ResponderEliminar
  13. mierda mierda y mas MIERDAAAAAAA!
    Bill donde estas? D:
    omg espero que Tom no vaya a hacer lo que creo que va a hacer ! porfa subeeeeeeeeeeeeeeee
    no me dejes asi! T________T

    Att: *Dargee*

    ResponderEliminar
  14. aaaaaaaaaaaaaa!!!! todo por esa tipeja! aunque (Tn) también la rego feo al dejar que las cosas pasaran de ese modo con Tom... solo espero que nada pase y Tom reaccione...
    muy bueno el cap... espero el proximo

    ResponderEliminar