miércoles, 24 de octubre de 2012

Suspiro 68 Acabando con su melodia


Espere a que se quedara dormido, cuando estaba segura que no me sentiría, quite las sabanas de encima mio camine descalza hacia la puerta y de ahí baje las escaleras. Toda la casa se encontraba en una enorme tranquilidad, me dirigí al despacho de Bill donde enscendi la luz, comencé a buscar en todo los cajones posibles alguna llave o llaves que fueran de las habitaciones que se encontraban cerradas. Busque y busque pero no encontré nada, me había sentado en la silla de Bill, tan grande y elegante. Una sonrisa apareció en mi rostro al saber que su presencia estaba aquí  me encantaba la idea de saber que mi marido era alguien tan importante e inteligente pero que yo lo estaba desaprovechando todo.

Estuve pensativa durante unos segundos cuando debajo de un cajón se veía algo que salía, meti mi mano y se sentía como un compartimiento secreto, intente abrirlo y lo logre. Después de otros segundos, saque su contenido y dentro de él había una llave, una llave maestra mejor dicho.

La metí en el bolsillo de mi bata, me encamine hacia la recamara apagando todas las luces. Al llegar a la habitación Bill aun seguía dormido, solo me metí debajo de las sabanas de nuevo para ocultar la llave debajo de mi almohada, me acomode e intente dormir. 

Mañana por fin vería lo que se escondía en esas habitaciones, al fin sabría la verdad de todo esto.


Capitulo 68


Bill se había ido a trabajar, me levante y di un baño. Al salir busque algún pantalón de mezclilla una blusa estilo mariposa y unas zapatillas.
 
Baje y desayune rápidamente, luego subí corriendo las escaleras abrí la puerta de la habitación, metí mi mano debajo de la almohada y rápidamente corrí por los pasillos hacia algunas puertas que estaban cerradas.

Tu: -respiraste profundo- bien, esta será la primera

Era una puerta color caoba muy bonita la perilla era en forma de bolita de cristal, introduje la llave resando mejor dicho rogando porque encajaran. Escuche un “click” y fue cuando mi alma pudo estar en paz, tome la perilla con la otra mano y al mismo tiempo que giraba la llave, empuje.

Deje que la puerta se corriera sola mientras hacia un pequeño rechinido algo escalofriante. Al entrar al lugar, había mucha luz porque las cortinas que estaban en las grandes ventanas eran blancas. Entre y vi muchos libros en varios estantes, una chimenea y sillones frente a ella, tenia una decoración cálida  pero antigua. Rose suavemente algunas de las portadas de los libros y estos tenían algo de polvo encima, mire hacia el otro extremo de la habitación y en ella había un mueble con una forma particular, no podía verlo ya que una sabana blanca lo cubría  Me acerque y jale aquel pedazo de tela, cuando cayó completamente al piso pude ver un hermoso piano negro.

Tu: vaya…que bello….

Me acerque al asiento frente a este levantando la tapa de las teclas, suavemente deslice mis dedos sobre ellas tin, ton, tin, ton era lo que podía escuchar. Nunca había tocado un piano pero siempre había querido intentarlo. Baje mis manos y suspire mirando la habitación, tenia mas toques femeninos que masculinos asi que pensé que habría sido de la madre de Bill, pero por lo que se veía aquí no iba a encontrar nada que me ayudara a saber de Tom.  Coloque la manta de nuevo sobre aquel hermoso piano triste sabiendo que aquí el tiempo acabaría con el y su hermosa melodía no seria escuchada de nuevo. Imaginaba que Bill debió haber cerrado este lugar después de que sus padres murieran para no tener malos recuerdos.

Cerré la puerta con llave de nuevo y busque una nueva habitación por ver.
Esta era diferente tenia dos puertas color chocolate con una grabado cera de las orillas sus perillas eran curvas como si fueran el viento. Introduje la llave y la gire, con un pequeño empujón  estas se abrieron. Volvi a cerrarlas detrás de mí para que no pasaran sorpresas. Cuando mire estaba todo en obscuridad, bueno unos pequeños rayos de luz me ayudaban a caminar entre los muebles del lugar, camine hacia una ventana y corrí las sabanas dejando entrar la luz del sol por primera vez en varios años, seguí abriendo todas las cortinas hasta que el lugares estuviera bien iluminado. Me gire a mirarlo y había una gran cama en el centro, sus colchas eran gruesas y muy elegantes.

Tu: la habitación de sus padres…

Y era cierto, su cama estaba hecha, como si ellos nunca hubieran estado ahí. Sin embargo aun perduraba su aroma en el lugar. Mire puertas grandes y corredizas que tal parecían eran el armario de ellos. Dentro se encontraban hermosos vestidos, trajes elegantes y costosos, en fin toda una gran colección de ropa para personas del gran mundo.

Cerré de nuevo las puerta y comencé a buscar por todos lados alguna señal de algo que me dijera sobre los chicos de niños, una foto, papeles, medallas de nacimiento, algo. Pero nada. Entonces me senté en la cama mirando todo, sentía que nunca iba a encontrar nada, quizás todo lo que pensé era mentira.

Tu: no se que haré….pense que aquí hallaría algo…

Mire uno de los buros colocados a los lados de la cama, entonces me acerque a abrir el cajón, dentro había un pequeño cofre el cual abrí y tenia varias fotos de los padres de Bill, salían abrazados sonriendo, en la playa. Tal parecía que eran sus recuerdos. En una salían con Bill en brazos cuando estaba chiquito, él estaba dormido pero sin embargo sus padres lo abrazaban y sonreían. 

Una pequeña sonrisa se formo en tus labios. Tomaste aquella foto y la metiste dentro del bolsillo de tu pantalón, comenzaste a verlas todas pero en el fondo sentiste un objeto diferente, este era mas duro. Moviste todas las fotos y cuando viste al final se encontraba una llave, no era como las otras esta se veía mas antigua su forma no era para cualquier puerta. La tomaste y volviste a guardar todo, saliste de la habitación cerrando con llave de nuevo y rápidamente comenzaste a buscar por todos los pasillos aquella puerta con un cerrojo más antiguo. Pero todas tenían un cerrojo normal al de todos, buscabas y buscabas pero ninguna concordaba.

Estabas por darte por vencida cuando recordaste aquella puerta que se encontraba al final de un pasillo muy largo era de color negra y como te daba mucho miedo casi nunca ibas para allá. Caminaste hacia ella y sentías un escalofrió recorrerte cada vez que veías que el pasillo se iba haciendo mas pequeño a tal punto de encontrarte frente aquel extraño cerrojo donde la llave que llevabas en mano había entrado perfectamente.

Diste un suave respiro y abriste la puerta. Cuando entraste viste muchas sabanas blancas cubriendo cosas, había algo de luz pero los muebles cubiertos no dejaban que entrara bien. Empezaste a caminar entre aquel laberinto mirando y descubriendo las cosas escondías  Quitaste una sabana y resulto ser un espejo donde te viste reflejada por algunos segundos, caminaste de nuevo quitando otra sabana y era un escritorio viejo, seguiste y te encontraste con un ropero muy bonito. 

Tu: aquí tampoco hay nada, rayos que desilusión

Estabas por salir cuando escuchaste un golpe, diste un pequeño brinco por el susto que te habías dado. Con algo de miedo buscaste el lugar de donde había provenido, cuando viste un florero se encontraba tirado en el piso, se había caído de su base. Lo miraste por unos largos segundos pero luego detrás de la base te percataste que había un espacio donde se encontraban varios objetos montados, quitaste todo lo que te estorbaba y jalaste fuertemente aquellos muebles, le quitaste la sabana de encima y cuando viste lo que era sentiste una gran alegría por dentro.

Tu: una cuna de bebé – sonreíste-

Esa pequeña cuna tenia grabada la inicial del nombre del bebé en este caso era una B tal parecía que sus padres la habían mandado hacer especialmente para él. Después de mirarla te diste cuenta que había otro objeto con su misma forma debajo de otra sabana blanca, lo jalaste hasta dejarla a un lado de la cuna de Bill, quitaste la sabana que lo cubría y cuando viste era otra cuna igual a la primera solo que esta de inicial tenia una T

Tu: Tom…-susurraste sonriendo-

Entonces fue cuando mi corazón se alegro aun mas, yo no estaba loca Bill y Tom sí eran hermanos estas cunas eran una prueba, tal parecía que los padres de Bill no querían que este se enterara, no de esta forma por eso las escondieron. Volví a cubrir aquellas cunas y salí poniendo de nuevo seguro a la puerta. Baje pensando que tenía que ir a la biblioteca central de aquí, la cual registra muertes, noticias y también actas de nacimiento escaneadas. Me senté en uno de los sillones de la sala de estar y comencé a leer un libro.

Tu: {tengo que arreglar las cosas con Bill…}

Cuando escucho que tocan el timbre de la casa, me pareció extraño pero no le tome mucha importancia estaba concentrada en otras cosas. Escuche como Samanta se dirigió a abrir y luego su voz al hablar con la persona.

Samanta: ¿usted que hace aquí?
-¿esta (tu nombre)? –Mirando la casa-
Samanta: no y mejor vallase –seria-
-tu no decides, yo se que ella esta aquí
Samanta: ¡ya le dije que no! La señora salió, además ella ya le dejo las cosas en claro –molesta- no quiere que la moleste, entienda ella ya esta con alguien mas…
-deberías aprender a no meterte donde no te interesa – interrumpiéndola-
Samanta: usted es quien…
Tu: tranquila Samanta, yo me encargo de esto

Había logrado escuchar el tono molesto de Samanta y cuando me asome a ver quien era pude  ver a Tom en la entrada buscándome. Entonces decidí que no podía ocultarme.

Samanta: pero (tu nombre)…-confundida-
Tu: estará todo bien, te lo prometo
Samanta: ok –resignada-

Después de ver como ella se marchaba me gire a ver a Tom.

Tu: Tom ¿Qué haces aquí? –sorprendida-
Tom: vine a verte (tu nombre) tenemos que hablar no podemos dejar las cosas asi, ¿Cómo que debemos dejarnos? No entiendo, pensé que me querías
Tu: yo me equivoque Tom, lo lamento no debí haberte besado aquella tarde –arrepentida-
Tom: claro que no, hicimos bien, tu y yo nos amamos y no tiene nada de malo intentar arrelar lo que un dia quedo incierto –no se resignaba-

Agachaste tu mirada y negaste levemente con tu cabeza

Tu: no Tom, yo estoy casada y tu eres un hombre prohibido para mí 
Tom: escapemos –muy seguro tomó tus manos delicadamente-
Tu: ¿Qué? –sorprendida-
Tom: sí (tu nombre) escapemos ahora mismo, juntos los dos sin miedo a seguir adelante, vamonos por favor. Huye conmigo te lo ruego…

Me había quedado estática en mi lugar, que discordia la que estaba viviendo, pero no podía. No iba abandonar a Bill así como así  él me necesitaba y yo sabia que necesitaba de él también para seguir. Pero por otro lado al ver a Tom sentía valentía para salir corriendo y huir los dos juntos. De nuevo las voces comenzaron a confundirme “huye” susurro una “detente” me dijo la otra.

Tu: Tom por favor no compliques más esto…-suplicabas con la mirada- por favor…

Te solto de las manos y te miro desilusionado

Tom: ¿tanto ha llegado a meterse en tu mente? Que ya ni siquiera sabes decidir lo que te conviene. 
Entiende (tu nombre) él no es para ti, no lo es –molesto-
Tu: ¡¿y tu como sabes lo que me conviene?! –disgustada- mira Tom yo se lo que estoy haciendo y en verdad no quiero problemas con nadie, ya estoy grandesita para poder tomar mis decisiones y creeme que eres una persona de la cual respeto mucho su opinión pero creo que el que aquí se esta cegando, eres tu.

Lo mirabas directo a los ojos muy segura de tus palabras, eras alguien diferente ante él casi como si la confianza, que un dia se tuvieron estuviera desapareciendo poco a poco.
Él no hacia más  que mirarte cuan diferente eres a aquella chica de la cual se había enamorado, le dolían tus palabras pero mas le dolió que prefirieras defender a Bill.

Tom: ¿prefieres defenderlo a él? –indignado y triste-
Tu: no, no estoy defendiendo a nadie. Solo quiero que respetes mis decisiones, que ambos las respeten y me traten de entender…solo eso.
Tom: bien, entonces esperaremos aquí hasta que venga tu “amado” esposo y le contamos todo y en ese  mismo instante nos vas a decir con quien te vas o te quedas. –frio-

En ese momento un apretujon se sintió en mi corazón ¿decidir? ¿Decidirme ya, en ese mismo instante? No…no podía. Pero tom se veía muy decidido en lo que decía y me daba miedo.

Debía pensar y rápido no podía dejar que él se quedara aquí, además Bill aun estaba bravo por la pelea de ayer si le decía esto asi de frió y rápido de seguro no escucharia nada y actuaria sin pensar en las consecuencias.

Tu: No, no Tom. Bill no puede enterarse de esto…
Tom: ¿Por qué? ¿eh? (tu nombre), resondeme ¿Por qué no puede?
Tu: {porque creo que es tu hermano y no puedo dejar que se conozcan mejor, sin antes estar 100% segura de lo que les contare} porque aun no es momento….
Tom: ¿y cuando lo será?
Tu: No lo se, no lo se – confundida- por favor Tom dame tiempo ¿si? Solo eso te pido, por favor…

El me miro suplicante ante él, solo un poco mas de tiempo necesitaba para resolver esto, solo eso. Después de mantenerme su mirada frió y seria por un largo rato, sus facciones se relajaron y en un suspiro cerro sus ojos agachando la mirada.

Tom: esta bien –resignado- pero solo unos cuantos días
Tu: esta bien – sonríes aliviada- ahora necesito salir a un lugar –tomaste tu bolsa-
Tom: ¿A dónde?
Tu: debo resolver  un asunto importante en la biblioteca
Tom: esta bien, te llevo 
Tu: no, no será necesario gracias. Tengo mi propio auto
Tom: no te estaba preguntando

Entonces se dio vuelta sin más ni más. Solo pude mirarlo como se alejaba, vaya que sí eran un hombre deseable para cualquier mujer con ese estilo profesional y de rudeza que tenia de seguro derretiría a cualquier chica. En fin, después de unos segundos avance con bolsa en mano y baje hasta el auto de Tom. Él abrió la puerta del co-piloto para que entrara y cuando ya estaba adentro, cerro. Avanzo a su lado y enscendio el auto con rumbo hacia la biblioteca.

Suponía que no estaba haciendo nada malo, es decir no íbamos a un hotel a hacer algo malo simplemente salíamos como dos personas normales que van a resolver un asunto ¿no?

Llegamos  a la biblioteca y entre caminando rápido frente a él, llevaba mi bolsa conmigo y no la soltaba. Entre y vi a la encargada.

Tu: buenas tardes
Señorita: buenas tardes ¿Qué desea?
Tu: quisiera ver registros de muertes y nacimientos 
Señorita: muy bien

Ella se levanto de su silla y te guió hacia unas grandes computadora las cuales solo servían para ver ese tipo de papeles, te explico como debías checar todo y después se fue.

Tu: bien se supone que nació en el año….-susurrabas-

Empece a introducir la información sobre nacimientos de aquellos años, busque y busque aparecían varios nombres de niños nacidos en aquel año. Todos se redujeron cuando introduje el nombre del hospital que según su acta de nacimiento decía que su madre había dado a luz.

Tu: ¡presto!

Entonces fue cuando encontré datos sobre el nacimiento de Bill, aparecían el nombre de su papá y su mamá obviamente, pero lo que me interesaba era el de los testigos.

Tu: Jhon y Elena Vanclan, osea que los padrinos de Bill pueden saber la verdad aunque también existe la posibilidad de que solo hallan ido a registrarlo ya después –pensaste algunos segundos mas- debo ir a visitarlos

Buscaste mas pruebas pero no encontrabas nada que te dijera algo sobre el nacimiento de Tom en la familia Kaulitz.

Tu: uf…no hay nada, sin embargo no puedo rendirme yo vi esas dos cunas –susurrabas para ti-

Terminaste y tomaste tus cosas, caminaste hacia donde estaba sentado Tom ya que él se había quedado esperándote en una tipo sala de estar que tenían en la biblioteca.
Caminabas hacia él cuando levanto su mrada repentinamente y te vio. Tenia un rostro tranquilo como si todo el tiempo que te habías ido le hubiera servido para pensar.

Tom: ¿listo?
Tu: sí, vámonos

Ambos caminaron rumbo hacia el estacionamiento.

Tom: y ¿Qué es lo que buscabas?
Tu: mm…algo –tranquila- nada de gran importancia

Tom te miro pero se sintió satisfecho con tu respuesta, abordaron el auto y condujo hacia tu casa y de Bill. Como no querías que algo malo pasara, le dijiste a Tom que te dejara unas cuadras antes para que nadie los viera juntos, aparte de Samanta.

Estaciono el auto junto a una banqueta solitaria y segura obviamente.

Tu: gracias Tom, no era necesario que me acompañaras enserio. –lo miraste tranquila-
Tom: quería hacerlo (tu nombre) además….-miro pensativo hacia un punto indefinido-
Tu: ¿ademas? –Esperando la respuesta-
Tom: yo quería, darte esto

Tan pronto término su frase te tomo de tu mentón acercando sus tentables labios hacia los tuyos. Al principio te sorprendiste y trataste de alejarte, pero él con su mano te acerco para que no escaparas de su beso. 

Podía sentir el calor de sus labios sobre los míos  intente resistirme pero el suave movimiento que producía sobre mí era simplemente excitante. Me acerco tomándome de la nuca y fue entonces que dimos grandes bocanadas, su respiración era muy notoria, ambos disfrutábamos de aquel beso, ambos teníamos nuestros ojos cerrados para hacerlo eterno. Coloque mi mano sobre su brazo que me sostenía por detrás del cuello, sentía como él daba todo de sí para que ese beso fuera especial y lo era, enserio que sí. Sé que nunca me entenderé del porqué hago estas cosas, pero en el amor no se manda y creo que nunca deberíamos decir que nunca haremos algo malo contra alguien o algo si no estamos seguros de conocernos al 100% porque creo que en realidad nadie se conoce a sí mismo, siempre hay un lado oculto que en algunas ocasiones nos sorprende cuando intenta salir de nosotros.

Lentamente nos separamos al sentir la falta de aire, sus labios se despegaban poco a poco de mí aun con nuestros ojos cerrados. Saboreo el sabor de mi boca en la suya y sonrió  Abrí mis ojos y lo ví. Acaricie su mejilla suavemente mirándolo algo melancólica  sabia que estábamos haciendo mal pero en realidad algunas veces solo quería ahogar ese sentimiento de cordura y seguir los instintos de mi corazón.

 Le propicie una pequeña sonrisa para después dar la vuelta y salir del auto, me agache quedando a la altura de la ventana.

Tu: adiós – sonreí-
Tom: adiós princesa – sonrió-

Después de eso, comienzo a caminar y el enciende el auto de nuevo, al pasar nos dijimos adiós con las manos y de un momento a otro desapareció en las calles. Camine hasta casa algo molesta por no encontrar respuesta a lo que me intrigaba por encontrar, pero ni modo ya después buscaría mas cosas. 

Me dí un baño relajante, me coloque un hermoso vestido beige y deje mi cabello suelto, traía sandalias y me sentía muy cómoda en casa. Al bajar las escaleras vi el auto de Bill ya estacionado. Camine hacia su despacho y lo vi tranquilo mirando  por la gran ventana de su oficina con vista al jardín lateral, tenia una mano en su bolsillo y la otra solo la dejaba colgar mientras se veía, pensaba. Me acerque lentamente a él y lo abrace por la espala, no sabia si me rechazaría o aceptaría mi disculpa por lo que había pasado, pero al menos yo no quería seguir alejada de él aunque parezca algo ilógico por mis acciones, lo amo y sin él tampoco podría vivir.



Bien creo que todas me malinterpretaron, no cambiare el nombre de ella asi como así en realidad a mi tampoco me gusta que el personaje principal femenino tenga nombre, me gustan mas las historias que digan "(tu nombre)" porque me parece que hacen que el lector se conecte mejor con la historia, bueno al menos en mis fic´s siempre he querido que sea así xD pero ya sabrán porque quiero nombres, después. 

Gracias por sus comentarios hermosos, ame todos y pues como algunas me preguntaron ¿de donde saco imaginación para todo esto? pues solo pregúntenle a mi problemática y monótona vida .__. es de ahí, de la seriedad y frialdad de este mundo a punto de morir. Escribir es lo único que se me acepta para expresarme, por eso escribo, para hablar con gente sin fastidiarlos, como algunas veces me lo han dicho. En fin, gracias por todo, las veo después :)

9 comentarios:

  1. Dios mioo!! La fic esta muy hermosaaa y muy interesanteee .. Entonces si son hermanos. Pero y qua paso con Tom ?? Xq no crecieron juntos?? Con el avance de la fic se sabra todos esooo... Amo todas tis fics admiro tu imaginacion. Siempre tan interesante todooo.. Escribes excelente. Tus fics son de LUJO...
    Siguelaaa muy prontooo esta hermosaa y ahora Tom q luchara por (tn) y esos nombres para quien sera?? Me tienes toda intrigadaa xD . Siguelaaa.. Bye cuidate :D

    ResponderEliminar
  2. aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah! Llegue a pensaar que la verian en las habitaciones. . Muero. . Muero. .
    Que dira Bill? La rechazara?
    Sube pronto. . .
    Si tienes mucha imaginacion. . . .
    Y la vdd tiennes razón yo me siento más conectada cuando es "tu nombre" . . .
    Aaah pero que cosas. . Cuando se enterara Bill?
    Cuidate y un abrazo :D

    ResponderEliminar
  3. ahhhh por que me dejas así ??? no sé si Bill la rechazá o qué?? Pfff será que de pura casualidad los vio besandose D: nno see ya quiero leer n.n !!!! Bye .... cuidate !!

    ResponderEliminar
  4. no tardes en subir el proximo cap. porfis me estoy muriendo por saber si Bill la rechazara

    ResponderEliminar
  5. super capi....
    ahhhhh me muero por saber que pasa con bill, espero que pronto subas otro capi......
    esta muy interezante!!!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Wow ! el capítulo está super bueno, me encantó... espero con ansias el siguiente *-* , tienes imaginación de sobra, muy pocas personas son capaces de conectarse con la historia o seguirle la dramática a esta, y créeme que tú lo haces de maravilla c:... haz pensado en intentar escribir una de tus historias como un libro, es decir, que sobrepasen las 2 o 3 temporadas? (en algunos casos), sería lo más interesante, y tendrías más seguidoras de lo normal, de verdad escribes muy pero muy bien (sigue así (y)) Bueno eso xD cuídate, sube pronto y que nunca muera esa gran imaginación... Besos *W*

    ResponderEliminar
  7. wooow!! son las 0:28 a.m. y acabo de leerme los 68 capitulos de la fic!!
    esta claro que quiero leer el siguiente!! y ya creo el porque del nombre que buscabas en el capitulo 67, de seguto es porqe tn esta embarazada y pondran asi a la criatura, son mis sospechas jeje :) cuidate!

    ResponderEliminar
  8. Hola! bueno soy nueva y vieja lectora haha yo9 antes la leía pero se me olvido y con el poco tiempo pero me puse a día y así que I'm Back :3 wow pasaron tantas cosas .-. de lo que uno se pierde hksgjjsgsj XD bueno la cosa es que me alegra que la hallas seguido vale? y una sugerencia... no se.. hay una canción de dulce maría-drama escuchala cuadra mucho con tu fic o: xD tal vez para que la pongas en el reproductor, digo tal vez por que quizas no te guste ella o algo asi, sabes diferencias musicales y eso.. pero enserio cuadra mucho con esto la letra pues sghkjsghj bueno me despido ;) bye hasta el prox cap :3

    ResponderEliminar
  9. ohhh pro idosss! no tengo palabras para desciribir lo superinteresante qeu se esta poneindo esta fick!!!!! encerio!!
    y en especial ahroa de que (tn) sabe de que Tom puede ser el hermano perdido de Bill!!! y para colmo como ellso se odian pero aman a la misma mujer esta todo un revoltijo de emociones un TRIANGULO AMOROSO!!
    sigue asi!!! esta super :DD

    ResponderEliminar