lunes, 1 de octubre de 2012

Suspiro 66 Él y yo eramos algo


De pronto el frió en mis labios se fue, pude sentir la calidez de los suyos, los coloco tan suaves y perfectos que no pude resistir. Estaba mal, lo se.  Pero por un momento por un maldito momento quise ahogar todo y solo pensar en él. 
Presionamos aun mas para después darle paso a suaves movimientos. Deslize mis manos por sus hombros hasta llegar a su nuca y empujarlo aun mas a mí, él me sintió y sus manos cubrieron toda mi cintura pegando su pecho al mio mientras que se encorvaba un poco para besarme y yo hacia el intento de pararme de puntitas para alcanzarlo a él

Sentía como el frío pasaba a nuestro alrededor pero yo no lo sentía porque su cuerpo cubría el mio y sus labios besaban los míos  Cerrados nuestros ojos el mundo desaparecía y podíamos besarnos. Por última vez quería darme el permiso de besarlo. Solo una vez más. Pedia clemencia. Yo se que sus labios nunca volverán a ser míos como una vez lo fueron pero solo por un momento quería engañarme, hacerme creer con todo mi alma que lo que hacíamos no estaba mal. Solo una ultima vez más.



Capitulo 66



Luego de que nuestros labios se hubieran reconocido de nuevo, lentamente nos separamos. Nuestros ojos se abrían risueños mientras yo probaba el sabor restante de sus labios sobre los míos. 

Abrí mis ojos y me encontré con su tierna mirada, donde me decía tantas cosas. Sonreí una vez mas para él, una vez mas como en los viejos tiempos.

Tom: vaya había olvidado lo bien que besabas 

Sonríe y yo me sonrojo. Mientras tenia mi mirada hacia el piso siento como sus brazos me cubren colocándome en su pecho, besa mi cabeza y luego oculta su rostro cerca de mi cuello, podía sentir el calor de su respirar. Cerré mis ojos lo mas fuerte que pude intentando aprovechar todo esto al máximo.

Tom: te amo (tu nombre)…-melancólico-
Tu: yo también Tom y mucho –con una sonrisa triste-

Estuvimos así todo lo que pudimos solo nosotros dos, nadie mas importo en ese instante quizás para Tom halla sido especial pero para mi fue como la ultima oportunidad para probar su cercanía.

Conducía a casa de nuevo, me sentía una zombie no pensaba en nada solamente conducía mientras miraba fijamente el camino. Al llegar subí directo a mi habitación sin decir nada, sin hacer nada, ni avisarle a nadie de mi presencia. Cerré la puerta y deje mi bolsa en la cama, camine lentamente al espejo y me mire. Fatal. Fue todo lo que pude pensar.

Abrí la puerta del baño y comencé a desvestirme, abrí la regadera de la tina acurrucándome mientras ocultaba mi rostro entre mis rodillas, sentía el agua mojarme el cabello y correr por mi espalda. Lo único que hice, tirarme a llorar lo mas fuerte que podía, maldecía golpeaba mis rodillas y me odiaba. 

Mi alma me estaba matando, mi corazón pesaba y yo me estaba volviendo loca, sin saber que hacer sin ninguna salida, cometiendo error tras error. Dure unas largas horas tallando mi cuerpo y mi rostro, tan fuerte como podía  No me sentía sucia pero sabía que todo había estado mal, tenía que estar de nuevo “pura” antes de ver a Bill aunque no podría hacerlo a la cara, eso era seguro.

Después de terminar de destrozarme lo más que pudiera, salí y me coloque mi pijama. Me recosté quedándome profundamente dormida, no tenía ganas de nada. 
Mis sueños eran confusos los veía a ambos felices luego desaparecían y lentamente se alejaban de 
mí quería correr pero cuando por fin los alcanzaba ya no estaban. Solo había dos puertas blancas frente a mi, nada que las diferenciara más que un listón de diferente color en la perilla, me quedaba observando cada puerta. Estaba confundida eso era seguro, tenia miedo de elegir mal….

Un dulce  aroma entro a mis pulmones, respire aun mas profundo. Sonreí al sentir que esa dulce sensación me hacia tan feliz.

Lentamente abrí mis ojos restirandome un poco, sentía la colcha enredarse a  mi cuerpo tibio y cómodo  Cuando lo veo una fuerte puñalada se sintió en mi corazón antes de que una voz en mi mente susurrara alejándose mientras decía “traicionera”

Bill: hola, buenos días – sonríe-
Tu: Bill…-susurre asustada-
Bill: ¿Quién mas? – sonríe tiernamente-

Agache la mirada un poco, mientras el seguía sonriéndome como cada mañana. Estaba vestido con solo sus bóxers tal parecía que yo había dormido toda la noche y ni siquiera me di cuenta cuando llego.

Cuando reaccione de mis pensamientos los vi acercándose a besarme, corrí mi rostro esquivándolo a lo que él se detuvo y me miro extrañado.

Bill: ¿pasa algo?
Tu: es que….me di aliento mañanero y no me gustaría que lo sintieras…-sonreíste indecisa-
Bill: ¿aliento mañanero? –Ríe- (tu nombre) lo que llevamos de matrimonio, eso nunca nos ha importado, no me vengas con que ahora es diferente…-sonríe-
Tu: sí yo se pero solamente hoy no quiero –nerviosa- ¿te molesta?
Bill: no claro que no, si asi lo quieres bien –tranquilo-

Otro silencio se hizo entre nosotros, era extraño ya que ahora me sentía un tanto incomoda con su compañía, no lo se. Quería irme de ahí y que se me diera mi espacio para respirar, pero lo que él tenia en mente no era alejarse de mí si no que nos quedáramos juntos todos el día  Era confuso pero si esto hubiese sido ayer hoy yo no dudaría ni un segundo de separarme de su lado.

Él se acerco a ti para abrazarte mientras estaban recostados en la cama, pero tú disimuladamente se lo impediste levantando las sabanas para levantarte. Bill te miro confundido desde la cama.

Bill: ¿A dónde vas?
Tu: quiero darme un baño
Bill: pero pensé que…
Tu: no Bill. Lo siento pero hoy no estoy para estar todo el dia en cama –seria-

Caminaste algo irritada hacia al baño, él solo te miro ir extrañado de tu actitud tan cortante pensó en las cosas que había hecho pero no recordaba nada malo  asi que pensó que a lo mejor simplemente no estabas de humor y prefirió darte tu espacio.

En el baño mientras el agua caía por mis hombros y todo mi demás cuerpo yo me maldecía en mis adentros me odiaba por la estupidez mas grande que había hecho.
Podía asegurar que una parte de mí no se arrepentía pero la otra estaba dolida y no quería saber ni recordar nada, lo malo es que yo estaba muy confundida ya no quería razonar con  nadie. Ni siquiera con Bill, porque cada vez que lo sentía cerca un dolor muy fuerte me lastimaba o me sentía como la peor mujer del mundo, quizás sí lo era pero es que a veces seguimos decisiones del corazón que pueden llegar a ser las no mas correctas.

Luego de eso salí del baño ya con ropa encima, no duramos mucho tiempo solos ya que desayunamos y cada quien se ocupo de lo suyo, estuve intentando evitar a Bill todo el día no me sentía de ánimos para estar de cariñosa cuando sabia que era maldita mentirosa con todo.

Dos días pasaron yo había estado muy fría con Bill y él lo había notado pero cada vez que nos veíamos podía ver en su mirada la intención de preguntar de saber que era lo que estaba pasando pero cuando yo lo miraba tal parecía que entendía que yo no quería hablar y mejor solo bajaba la mirada y se alejaba. Cada vez que estaba sola lloraba en la oscuridad, lloraba por todo lo que estaba perdiendo, lloraba por el dolor que le causaba cuando le había jurado que lo haría feliz, me sentía la basura más grande de este mundo.

Un dia mientras trabajaba en la galería. Ya que era el único lugar donde podía despejarme de los problemas. Acomodaba algunos cuadros nuevos para su venta, me encontraba sola porque Samanta había salido por unas compras, cuando escucho la campanilla de la puerta anunciando la entrada de alguien.

Tu: en un momento lo atiendo –dije tranquila-

Escuche los pasos de la persona acercándose, me gire con un ultimo cuadro en mano y al verlo me sentí helada. Solté el cuadro de la impresión pero la persona lo alcanzo a tomar antes de que tocara el piso.

-vaya deberías tener mas cuidado – sonrió-
Tu: T…Tom…-susurraste congelada- ¿Qué haces aquí?
Tom: visitándote – seguía sonriendo-

Me dio el cuadro y yo lo tome delicada pero al momento de hacerlo sus manos rosaron las mías. Apareció una segunda voz dentro de mi mente la cual era todo lo contrario a la primera, esta me apoyaba sobre lo que hacia con Tom “Sí, acéptalo  mientras que la otra voz sonaba mas fría pero preocupada “ aléjate, esta mal”

Yo no podía quitarle la mirada, él seguía ahí feliz como siempre. De pronto escuchamos que la puerta hace el sonido de entrada de nuevo. Tom giró a ver quien era y yo me asome un poco viendo también.

Samanta: ¿sucede algo (tu nombre)?

Mirando a Tom con recelo, como si el fuese alguien malo.

Tu: no Samanta no es nada…

Ella avanzo hacia el mostrador con las compras que le había encargado.

Tom: ¿podemos hablar? –En voz baja-

Asentiste con la cabeza no muy convencida.

Tu: en un momento vuelvo Samanta, te encargo el lugar por favor
Samanta: claro –no muy convencida-

Ambos salimos del lugar, él con sus manos en los bolsillos al caminar mire de reojo para dentro de la tienda pude ver a Samanta mirándonos algo confundida al irnos, yo solo agache la mirada y segui con Tom.

Ya en un parque nos encontrábamos caminando como hace unos días atrás, pero esta vez nadie decía nada y yo seguía manteniendo mi mirada en el piso, sentí como me tope con algo, mi tobillo se doblo y yo casi caia. Luego sus manos me sostuvieron de la cintura, cuando lo mire sus ojos estaban cercanos a los míos podía ver como algunos leves rayos del sol lo embellesian ante mí, su piel tan suave y tersa sus ojos cristalinos y dulces, sus labios tan tentadores y deseables. Él abrió un poco su boca y yo lo mire tentada, las voces de nuevo me hablaron. “ Bésalo, sabes que quieres” esa voz rió “detente, te lamentaras después” la otra sonaba triste.

Cuando estábamos muy apenas rosando nuestros labios, me separe de él. 

Tom: ¿Qué pasa? – Mirándome extrañado-
Tu: no, es que…no Tom…-agache la mirada-

Tom: ¿no? –confundido-
Tu: yo, yo no puedo seguir con esto…no esta bien –lo mire-

Tom: claro que esta bien, ¿como puedes decir que no? Tú lo sentiste, pudiste sentir aquel recuerdo de nuestro tiempo juntos y sabes que disfrutaste tener mis labios a merced de los tuyos, amaste estar a mi lado tal y como yo disfrute al estar al tuyo…
Tu: sí…pero…

Tom: ¿pero que?
Tu: pero esto no esta bien, tu bien sabes que estoy casada
Tom: ¡por favor! –Molesto- eso no es un matrimonio (tu nombre)

Lo mire sorprendida ante sus fieles palabras

Tom: es mas que obvio que tu madre te obligo, tu no amabas a Bill cuando te casaste, lo hiciste porque eres demasiado bondadosa, yo te conozco (tu nombre) él no. Yo se muy bien que seria capaz de dar hasta tu propia alma por alguien que amas.

Él tenía razón, a pesar de todo Tom había llegado a ser mi mejor amigo y me conocía muy bien, ese era mi punto débil con él.

Tu: lo se, pero yo le debo respeto Tom, Bill me ha tratado bien en ningún momento ha hecho algo que me lastime físicamente, sí quizás tuvimos nuestra diferencias pero así es él lo conozco…-miraste el suelo pensativa-

Tom: ¿y el te conoce a ti? ¡¿eh?! –Levanto el tono de voz-
Tu: bueno él…-tímida-

Tom: ¿acaso te ama tanto como yo?
Tu: él…

Tom: ¿te conoce tanto como yo a ti? ¿Conoce tus secretos como yo? ¿Sabe cual es tu peor miedo? ¿Sabe que era lo que amabas jugar cuando niña? ¿Acaso estuvo contigo en las peleas de tus padres? ¿Estuvo ahí cuando tu abuelo murió? ¿Te acompaño a buscar a tu mascota perdida por toda la ciudad?
Tu: pues…
Tom: ¡NO! –Grito- ¡él no lo sabe! ¿Sabes por que? Porque él no te ama como yo a ti

Tom me decía muy molesto mientras sus manos viajaban de aquí por allá cada vez que se exaltaba al decir algo, yo solo podía observarlo cohibida por el miedo de cometer algún error. Me tomo de los brazos acercándose a mí.

Tom: entiéndelo (tu nombre) él no es para ti, yo sí lo soy. Tu y yo eramos algo hasta que él llego a meterse a nuestras vidas ¿acaso no lo ves?

Lo mire muda.

Tom: tu y yo eramos felices juntos, podemos volver a serlo…solo tienes que venir conmigo irnos muy lejos, te robare como él te robo de mi lado, ojo por ojo y diente por diente.

Estaba muy asustada de la reacción de Tom, me parecía alguien tan diferente al que yo conocía parecía asustado, no entendía nada. Apretaba mis brazos sacudiéndome un poco mientras que yo entraba en pánico.

Tom: él no te ama (tu nombre) ¿acaso no lo ves? ¡Él no te ama! ¡Nunca lo hará! ¡Él no te ama!

Tom empezó a repetirlo muchas veces, su voz resonaba en mi mente me dolían esas palabras me dolía pensar el que Bill no me amara cuando tantas veces nos lo habíamos demostrado, cuando tantas veces me lo dijo en sus suspiros  Yo no aguantaba mas, era demasiada presión ya no podía con todo esto yo sola, me dolía la cabeza el alma y el corazón, su voz me estaba matando y me hacia caer aun mas profundo en un abismo   hasta que me canse de escucharlo hiriéndome  aunque él no se diera cuenta de eso.

Tu: ¡BASTA! ¡BASTA! ¡BASTA! Por favor cállate, no lo digas mas –grite-

Me solté de su agarre cubriéndome mis oídos alejándome un poco, él me miro asustado ante mi reacción

Tom: (tu nombre)….-susurro-
Tu: ya por favor, dejen de confundirme  –lagrimas comenzaron a brotar- Tom por favor entiende que yo no puedo hacerle esto  a bill aunque me hayan obligado a casarme con él aun asi sigue siendo mi esposo y le debo respeto, yo no puedo seguir con esto –lo mire tristemente-
Tom: no (tu nombre) tu no te puedes ir, no despues de haberte encontrado luego de todos estos años, no. 

Se acerco a mi intentando de alguna manera hacerme cambiar de opinión, pero mis lagrimas caían y yo no podía mas.

Tu: perdóname por favor, perdóname –llorabas- yo no puedo Tom, no quiero hacerle daño a nadie por favor deja de seguirme, no me busques, no me hables es mejor para los dos que aquel beso haya sido el ultimo, es mejor
Tom: ¡NO! (tu nombre) no! No te alejes de mi por favor me duele tanto estar separado de tu lado sabiendo que alguien mas te llame su eposa, no me pidas que me aleje porque no lo hare
Tu: debes hacerlo, no puedo seguir con este juego…Tom, adiós…
Tom: …no…-susurro-
Tu: por favor solo vete

Apreté mis parpados para que mis lagrimas cayeran, di media vuelta y comencé a correr pude escucharlo hablarme pero yo no me detendría aunque aquella voz me decía que lo hiciera aunque mi corazón doliera con cada paso que daba, no me detendría.

Llegue corriendo al local cerré la puerta dejándome caer frente a esta, lloraba destrozada por lo que acaba  de hacer.

Tu: no quiero….no quiero…

Estaba empapada en lágrimas mientras mis manos golpeaban el piso. Vi salir a Samanta de la parte posterior de la tienda al mirarme en el suelo, corrió en seguida a mi lado

Samanta: (tu nombre) ¿que pasa? ¿Qué te sucede?

Abrí mis ojos al oírla, solo pude decir su nombre para después abrazarla muy fuerte escondiéndome en su hombro, ella me abrazo y cuido mientras me decía que me tranquilizara que todo iba a estar bien , pero yo sabia que no era así. Quería llorar toda esta rabia y dolor que sentía, un fuerte odio crecía en mí hacia la vida, hacia el destino hacia mi madre pero aun mas hacia mí misma, porque si yo me hubiese mantenido fuerte hacia mis ideales esto no estuviera pasando y  nadie estaría sufriendo.

Samanta: ven vamos, hay que limpiarte esa carita tuya

Te ayudo a levantarte, antes de irse a la oficina del local cerraron  la puerta con seguro colocando el letrero de regreso en 5 minutos. Te sentaste en la silla de una mesa que tenían para comer en horas de trabajo, sirvió algo de té y te lo dio además uno para ella, comenzaste a beberlo intentando calmarte en todo el rato nadie había dicho nada, solo bebían. Solo sentías unos leves roses de tristezas habías logrado calmarte, Samanta te miraba intrigada y triste por verte así  Coloco su mano sobre la tuya y te miro.

Samanta: lo que sea que estés pasando, puedes confiar en mi (tu nombre) no cargues con eso que te entristece tu sola, déjame ayudarte

Lentamente subiste tu mirada y la viste como sonreía sinceramente contigo, al verla así no pudiste callar mas y decidiste desahogarte

Tu: me odio Samanta, ya no puedo te lo juro que no. Estoy cansada, adolorida del alma. No quiero seguir guardando este secreto pero tengo miedo de revelarlo…
Samanta: tiene que ver con el hombre que vino ¿no?
Tu: sí…-agachaste la mirada- él y yo…nos conocemos desde hace mucho tiempo atrás, incluso muy antes de conocer a  Bill. Él y yo eramos…novios…




Hola!! que genial que les esté emocionando la fic. Bueno en este caso ella es la que comete el error de infidelidad pero es que queria algo diferente jeje pobres de los chicos siempre son ellos los que cometen el error y como que hay que dejarlos descansar de su papel de mujeriegos y asi xD Bueno pero creo que al final todos son los que cometen errores, no nada mas ella pero esa ya sera despues wuu! espero que les guste lo que sigue.

las quiero se cuidan, gracias por los comentarios, nos vemos despues bye! C:

16 comentarios:

  1. Le dijo que no?? D; no sé cuando cae ante Tom me siento mal por Bill y cuando sede ante Bill me siento mal por Tom D: ,,,,, Pfff Que bueno que yo solo leo XD .... y sigo escribiendo como anonimo XDD Genial el Capitulo

    ResponderEliminar
  2. Hayy.. Los tres sufriran.. Me da pena Tom y Bill pero mas (tn) xq ella es la causante del sufrimiento de ambos :@
    la fic esta muy interesante y emocionantee!? Siguelaaa prontooo.. Amo tu fic..
    Bye cuidate ;-)

    ResponderEliminar
  3. hayyyyyyyyyyyyyyy que pasara ahora?
    Me siento mal por los 3 ToT
    espero el siguiente!
    Cuidate y un abrazo :)

    ResponderEliminar
  4. mE encanta... siguela
    te pasas por mi fic' kisiera que me des tu opinion
    http://tu-recuerdo-ymi-pasado.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Pobre Bill! porque a el U.U?? Me encanto en capi :3 sube pronto si? *-* Tu novela es fuera de lo común y eso me encanta muchisimo :D !
    Bye! Cuidate muchitoo!:3

    By: Cammi.

    ResponderEliminar
  6. Sube mas pliss encerio amo como escribes a todas nos dejaste con intriga xD JAJAJAJA encerio sube mas quiero saber que va a pasar :'c

    ResponderEliminar
  7. OH POR DIOS! no puedo creerlo ya quiero leer el proximo! AMO TU FIC! la ame desde la primera vez que la lei es hermosaa!! :O <3 aunque a veces hagas que quiera golpear a ella y luego me doy cuenta que leyendola como la leo se supone que soy yo JAJAJAJA pero igual me encanta tu fic! ES HERMOSAAA! *-* no puedo esperar para leer el proximo, cuidate! *:*:

    PD: lamento no poder comentar siempre es que a veces no me da el tiempo y a veces ni puedo leer a tiempo pero tratare de comentar mas seguido c: chau

    ResponderEliminar
  8. me encanta tu fic.. enserio amo tu fic!!! pero por favor no te demores en subir el siguiente cap.. siguela

    ResponderEliminar
  9. woooowww!
    a fin despues de que se encontro otra ves con Tom despues de tanto tiempo y que todavia lo queria
    tuvo que decir BASTA! a todo este pasado amor
    no podia serle infiel a Bill y no podia ilucionar mas a Tom,...bueno mas de lo que ya estaba
    me reencanto este cap! :D
    alfin se quito un poco el peso del cargo de conciencia :)
    sigue asi
    sube pronto

    ResponderEliminar
  10. POBRE BILL!!!! POR FAVOR NO LE HAGAS ERSO A BILL!! POREFAVOR!!!
    escribe pronto ;)

    ResponderEliminar
  11. wowwww esta increible pobre bill, no tardes en subir capitulos, no puedo esperar mas .cuidate =)

    ResponderEliminar
  12. fantastico me encantoooooooooooooooooo no sabes me emociono facilmente siguela siguela siguela xxxxxxxxxxxxxx favor :D SHIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

    ResponderEliminar
  13. ERES INCREIBLEEEEEEEEE me encanta tu fic.... pobre bill el no se merece eso, por que tardas mucho? =( me estoy desesperando por favor sube pronto...

    ResponderEliminar
  14. Owww Amo tu fic es GENIAL
    Espero el otro
    Besitos c:

    ResponderEliminar
  15. Ohh No Billl sufrira si se entera u_u
    Me encanta sube mas si?
    Cuidate Bye
    Atte: Mishi

    ResponderEliminar
  16. Espero que (Tu nombre) se de cuenta que Tom siempre la ha amado y que Bill no la conoce y la quiere tanto :'(

    ResponderEliminar