viernes, 31 de agosto de 2012

Suspiro 62 Solo por favor...no digas nada


Y ahí fue cuando todo mi mundo se vino abajo y me sentía que me desmallaba, un horribl escalofrio recorrió mi cuerpo, mis ojos se agrandaron y mis pupilas temblaban, sentía que la presión me había acelerado el corazón, sude en frio debido al miedo y es que mi cuerpo presentaba mil síntomas! ¡¿Cómo no hacerlo?! Si TOM SCHULTZ! mi novio el cual deje como una cobarde hace muchos años para casarme con el ahora mi esposo ESTABA AQUÍ! ¡frente a mi! 

No, no, no, no, esto no podía estar pasándome! La vida no podía ser tan cruel conmigo ¡¿verdad?!
Intente articular palabra pero solo logre pasar saliva después e remojar un poco mis labios con mi lengua, mis manos temblaban todos parecían felices menos yo ¿Cómo estarlo? Si de mi lado izquierdo se encontraba mi novio de mi país y de  mi lado derecho estaba mi marido riendo tranquilo sin saber lo que sucedia.

¿Qué haría dios mio? ¿Qué haría? Mis piernas temblban como para ayudarme a caminar, tenia miedo mucho miedo, me sentía como una pequeña niña lacual es descubierta después de haber hecho una travesura ahora solo esperaría mi regaño el cual no seria tan leve como pensaría cualquier porque estaba en juego mi matrimonio y también años de amistad y amor hacia alguien que fue importante en mi vida en algún tiempo.

En mi mente solo podía pedir una cosa…que ellos no se encontraran….


Capitulo 62


Y si yo podia evitarlo, mejor. No dejaría que ellos dos se vieran, no podía permitir que eso sucediera.

Camine rápidamente hacia Bill mire un poco hacia atrás para segurarme de que Tom no me hubiese visto y por suerte no fue asi. Al llegar estaba algo nerviosa, pero intente tranquilizarme respirando hondo y sonriendo de la mejor y más convinsente manera. Salude a los invitados y sonreí con ellos. 
Bill se encontraba hablando una anécdota asi que no me interrogo con sus preguntas que me hacían sentir una escoria de persona, claro esa no era su intención pero yo asi me sentía debido al rencor que estaba comenzando a tener conmigo misma después de todo lo que hacia.

Bill hablaba y hablaba y las personas que querían hablar con él siempre llegaban yo miraba atenta a mi alrededor asegurándome que una de esas no fuese Tom

Tu: { ¿Qué hago? ¿Qué hago? Algo debo de idear pero no se me ocurre nada debe ser rápido porque estoy contra tiempo (desesperada) ya se!}

De pronto una idea cruzo por mi cabeza y no tenia dudas de ponerla  en marcha.

Tu: …Bill… 

Tenia que ser convicente en lo que diría y esos dos años en teatro de la secundaria me servirían mucho en estos momentos.

Bill: ¿Qué pasa (tu nombre)?
Tu: no me siento, no me siento muy bien (voz baja)

Yo sabia que Bill había estado algo preocupado por mi estos días y créanme que me dolia hacerle esto pero no queria perderlo y haría cualquier cosa por alejarlo de alguna confrontación.

Bill: ¿Qué pasa? ¿Qué te sucede? 

Un poco preocupado me pregunto tomandome de mis manos y alejándonos de la multitud

Tu: es que, siento que me falta el aire ¿podriamos salir un poco?
Bill: claro preciosa

Caminamos hacia el jardín del lugar donde realmente el ambiente estaba más fresco. Mire hacia el cielo y la luna estaba en su esplendor como queriendo ser testigo de lo que sucediera esta noche, Bill me miraba preocupado esperando respuesta de mi parte.

Bill: ¿te sientes mejor?

Me pregunto después de los minutos transcurridos en los cuales habíamos guardado silencio y yo “respiraba” intentando volver a la calma

Tu: sí un poco, pero ¿podemos irnos?

Le pregunte algo triste pero firme

Bill: ¿irnos?
Tu: sí es que te ju…

No, mi madre siempre me había dicho que jurar en vano era malo y no debía hacerlo.

Tu: creeme me siento mal y no quiero estar preocupando gente
Bill: es que...
Tu: yo se que esto es importante enserio y no quiero molestarte pero no te lo pediría si no me sintiera tan mal
Bill: bueno pues si quieres nos despedimos y al ir a la casa pasamos a algún hospital o algo
Tu: NO! 

Por inercia levante mi vos a lo que bill le extraño

Tu: perdón…es decir no. No quiero incomodarte, mejor tu quedate, pedimos un taxi que me lleve a la mansión y me recuesto a descansarun poco ¿si? Asi no te molesto ni tampoco pierdes esta oportunidad de contratos
Bill: (tu nombre) ¿Cómo crees que haría eso? Eres mi esposa y no te puedo dejar sola, menos en esta condiciones prefiero mil veces perderme esta fiesta que perderte a ti amor

Me tomó suavemente en sus brazos acercándome a su pecho. Me sentía tan protegida pero a la  vez tan culpable que lo único que podía hacer era cerrar mis ojos y respirar su aroma.

Tu: lo se...(susurre)
Bill: mejor nos despedimos lo mas rápido posible y nos vamos ¿ok?

Asentiste con tu cabeza
Después regresábamos tomados de la mano al entrar buscamos con la mirada al señor Jhon

Bill: ven vamos por aquí

Me guio entre una multitud de gente sin soltar mi mano, yo miraba cuidadosa a todos revisando no fuesen Tom. En una de esas logre verlo ¡estaba frente a nosotros! Pero de espaldas, rápidamente jale a bill, volteo a verme y quedo peligrosamente ¡espalda con espalda de Tom!
Rayos! Maldita suerte la mía!

Bill: ¿Qué pasa cariño?
Tu: es que…es que…

Miraba rápidamente a Bill y la espalda de Tom que platicaba y yo solo podía ver el movimiento de su nuca y cabeza asintiendo.

De pronto me doy cuenta por sus movimientos que giraría hacia atrás. ¡Nos vería! Pero él le daba la espalda yo era la única que miraría de frente, rápidamente abraze a billl escondiéndome en su pecho me abrazo instantáneamente al momento en que Tom paso por su lado,  se dieron un leve golpe hombro con hombro a lo que Tom le pidió una disculpa rápida sin verlo bien y bill solo dijo “no te preocupes” sin voltearlo a ver. Si alguien me preguntase cuales fueron los segundos mas intensos y tensos de mi vida, sin duda diría que esos.

Ya después de que Tom se moviera seguimos caminando, de pronto el señor Jhon aparece frente a nosotros algo por sorpresa.

Jhon: BILL, hijo  los estaba buscando, ya llevo un rato
Bill: disculpe padrino pero (tu nombre) no se sintió bien y la acompañe afuera a que tomara algo de aire.

El señor Jhon miro a bill y después de que él le dijera eso volteo a verme a mi que estaba sudando un poco de mi frente y estaba algo roja además se me veía asustada pero no era por estar enferma! Era por el maldito miedo y tensión que me estaban matando lentamente.

Jhon: hija ¿Cómo te sientes?
Tu: no muy bien, tengo escalofríos y la cabeza me da vueltas

Y era verdad ya no estaba mintiendo en realidad me sentía asi, además mi corazón palpitaba con fuerza mi presión estaba en aumento podía sentirlo.

Jhon: dios mio es mejor que descanses si quieren aquí hay una habitación donde puedes sentarte tranquila
Bill: no gracias padrino si no le molesta pensamos en retirarnos a nuestro hogar

Jhon: oh no claro que no muchacho tu deber es con tu esposa y solo dejen encuentro a mi queria Elena para que se despida de ustedes, los estaba buscando por ordenes mias ya que queríamos presentarles a alguien pero…

El señor Jhon buscaba con la mirada entre toda la gente yo tomaba fuertemente la mano de bill algo temblorosa y el solo me cuidaba.

Jhon: ya la he visto, ahí viene

Bill y yo esperamos él veía hacia donde venia la señora Elena con las persoas que querían presentarnos. Después de unos segundos escucho su voz

Elena: querido los he encontrado…

Llegando con nosotros

Jhon: yo también Elena pero la señora Kaulitz no se siente bien y tienen que irse
Elena: (asustada) ¿pero que le pasa? ¿Llamamamos a alguien?
Bill: no, no madrina gracias, solo es un leve mareo pero queremos retirarnos
Elena: oh esta bien ¿Cómo te encuentras hija? 

Te miro preocupada y comprensiva

Tu: solo creo que es algo leve no se preocupen, quizás mi asma quiera regresa pero ire con el doctor para ver que sucede 

Intentaste sonreir de la manera mejor posible para no preocuparlos aun mas

Elena: oh vaya será mejor que sí vayan
Jhon: ¿los encontraste?
Elena: sí de hecho venían aquí conmigo mira ahí viene el señor Thomas Schultz

Y en cuanto ella dijo eso mis ojos volvieron a ser dos grandes platos, baje mi mirada y respire aun mas agitada pero sin que lo notaran, mis piernas y manos temblaban ¡que decir! ¡todo mi cuerpo lo hacia!

Estaba petrificada en mi mismo lugar podía oir sus voces decir que el estaba cerca muy cerca. Después sentí su presencia que paso por mi lado, él no me miro y yo no me atreví a verlo pero si podía oírlo. Cerre mis ojos rendida a que ellos dos se verían rogaba porque nuestro encuentro no fuera tan horrible como pensaba.

Tom: hola señor Jhon
Jhon: hola muchacho vaya se ve que te la has pasado bien 

Tom: claro que sí, sere algo nuevo en esto pero no dejare que me intimiden (sonríe)
Jhon: vaya tienes el mismo caracter que mi ahijado Bill Kaulitz, por cierto ahora que lo  veo ustedes tienen un cierto parecido ¿verdad Elena?
Elena: claro que sí –sonríe-

Yo no me atrevía a mirarlo solo veía el piso algo concentrada. Bill estaba a mi lado izquierdo tomándome de la cintura y Tom a mi derecha pero  tal parecía que no nos había puesto atención ya que no nos mirada, solo sonreía con los señores Vanclan.

Tom: ¿kaulitz? Dueño de disquera Universal ¿no?
Bill: por supuesto tu mayor competencia

El corazón me temblo casi como si alguien lo presionara fuertemente y el intentara salvarse, sentía que mi estomago se retorcía y millones de vibraciones me recorrían.

Mi sangre corria por mis venas mas fuerte al escuchar sus voces serias pero retadoras entre sí, como dos grandes empresarios que ocultan la rivalidad en una falsa amabilidad pero por dentro solo quieren ver y leer los movimientos de su enemigo.

De pronto Tom se gira a verlo directamente, yo era algo mas pequeña que ellos y mi silencion me hacia pasar desapercibida además yo no buscaba su mirada y él no lo haría.

Tom: vaya por fin tengo el honor de conocerte 
Bill: lo mismo digo Thomas

Los dos sonreían hipócrita-mente lo podía notar en sus tonos de voces.

Elena: el señor Thomas es dueño de disqueras EMI; Bill
Bill: lo se madrina había escuchado sobre el neuvo novato
Tom: vaya con que siendo un  novato y mí nombre ya es escuchado con los más grandes de la música

Eso había sido una agresión hacia Bill, Tom queria vencerlo a como fuera y sabia que eso a Bill le molestaba.

Bill: pues los rumores vuelan, no te confies muchas veces solo quedan en eso. Rumores que después se olvidan (sonríe)
Tom: intentare que el mío no sea asi (sonríe) 

Como la situación estaba algo tensa entre ellos la señora Elena interrumpió, pero para mi desgracia fue conmigo en el tema.

Elena: oh por cierto la señora Kaulitz era a quien también queria presentarle es una gran mujer y segunda mano de Bill si bien gracias a ella, él es mas fuerte en este mundo

En ese momento todos me miraron, pude sentir esa sensación de sus ojos sobre mí.
Lentamente fui subiendo mi mirada hasta encontrarme con él, con sus ojos que después de haberse mantenido al margen y serios ahora me veian soreprendidos y confundidos.

La mirada de Tom me dolia hasta el alma podía sentir lo que él estaba sintiendo en estos momentos, todos sonreían menos nosotros dos, yo intente articular palabra y con la mirada le pedia perdón. Él estaba muy confundido sus ojos me preguntaban ¿Qué era lo que pasaba aquí? El mundo se me detuvo de nuevo, de pronto todos desaparecieron y eramos solo él  y yo intentando contestarnos sin decir nada, yo…yo no sabia que hacer mis ojos se cristalizaban al ver los suyos, sentía vergüenza, miedo y arrepentimiento en esos momentos

Duramos en un largo silencio hasta que Bill noto la mirada penetrante de Tom sobre mí, pensó que Tom me estaba buscando intimidar y obviamente no lo dejaría hacerlo.

Tom: ¿su esposa? (voz temblorosa)
Bill: por supuesto la mujer mas hermosa que pude haber encontrado (presumiendo)

Entonces mire  a Bill y de nuevo a Tom que no me quitaba los ojos de encima.

Tu: {no digas nada por favor no lo hagas, no digas nada de lo que fuimos te lo ruego}

Intentaba que mi  mirada le dijera lo que pensaba esos segundos de tensión nadie mas los notaba más que él y yo.
La mano de bill te sostenía la tuya, luego de unos tétricos segundos Tom articulo palabra.

Tom: mucho gusto… (Guardo silencio y te miro algo serio) señora Kaulitz

Cerré mis ojos lentamente, me dolio el que lo dijera en ese tono de molestia y descepcion pero a la ves fue alivio porque no dijo nada, volvi a abrirlos y mire su mano extendida frente a mi. Lentamente la tome y el jalo de mi un poco para depositar un suave beso en mi mano mientras sus ojos me miraban y a la  vez miraron mis anillos, me sorprendi pero no pude negarme.
Después me sonríe y yo solo lo miro algo extrañada pero con miedo aun.

Tom: vaya, bien lo habías dicho Kaulitz (mira a bill) tu esposa es muy hermosa (sonríe)
Bill: sí lo se, es por eso que cuido muy bien de ella –serio-

¡GENIAL! (sarcasmo) y ahora peleaban cortésmente debido a mí. Maldición, más horrible no podía ser yo de mi parte, si de algo estaba segura es que la única mala y responsable de todo esto y de lo que pudiese suceder era yo.

Tom: será un gusto tener de competencia a alguien como tu 
Bill: lo mismo digo 

Sus manos se dieron un apretón de negocios yo quede en medio de ellos justamente donde sus manos se encontraban y el anillo de bill por nuestro matrimonio relucía, sabia que en ese momento la guerra había comenzado una guerra donde Bill no estaba enterado del todo, él pensaba que seria por las disqueras pero para Tom era eso y yo.

No resisti mas el momento de tensión. Mis ojos se cerraron nublándose por completo mi vista, solo pude escuchar un grito por parte de la señora Elena y como un brazo de dos personas diferentes me sostenían por la espalda antes de caer al suelo, voces gritaban mi nombre preocupadas pero yo no supe mas de mí, simplemente me desmaye.




Capitulo esperado, gracias por todo su apoyo y cariño, las quiero ;)

lunes, 20 de agosto de 2012

Suspiro 61 Nunca dejare que se conozcan


Bill: ¿Qué te pasa amor? ¿Qué tienes?

Te decía preocupado al verte agachar tu rostro para ocultar las lágrimas, intentó que lo miraras pero tú no lo dejaste, lo unico que pudo hacer fue abrazarte mientras te recargabas en su pecho buscando alivio.

Bill: ¿te hicieron algo? ¿Te hirireron?
Tu: {por favor bill cállate por favor, no seas amable conmigo ¡no lo meresco! Tu eres tan lindo y yo solo miento cada vez que puedo…como quisera decirte que no me amaras pero seria estúpido de mi parte decirlo}

Como no respondi a sus palabras dejó que mi llanto siguiera, duramos unos minutos asi hasta que levante mi vista a él, limpie un poco mis ojos y el solo me miro, sonreí algo mas tranquila para no preocuparlo mas, pero tal parecia que mi torcida sonrisa no lo había logrado.

Bill: ¿Qué pasa (tu nombre)? me asustas
 Tu: nada, nada, solo fue un momento de debilidad, no es nada malo bill solo te había extañado mucho  y ya sabes como soy a veces de sentimental

Sonreí y trate de ser lo mas convencedora en mis palabras, nos abrazamos fuertemente y creo que quizás mis palabras lo convencieron un poco ya que no volvió a preguntar, solo nos dimos besos, dulces besos alentadores, abrazos y nuestra compañía mutua por un largo rato, después entramos a nuestro hogar para cenar y después ir a dormir  aunque no sabia si podría hacerlo…


Capitulo 61


George: bill ¿tienes un segundo?

Decía azomado un poco desde la gran puerta de la oficina de bill

Bill: claro pasa George ¿Qué sucede?
George: ¿escuchaste sobre la competencia?

Bill: no, ¿Qué sucede?
George: tal parece que cambiaron de presidente

Bill: ¿es enserio? ¿Quién es el nuevo?
George: no lo se muy bien, pero dicen que tiene buena experiencia. Es un novato claro, pero si ha tenido sus buenos tratos con gente importante de la industria musical

Bill: vaya, tenemos que saber contra quien peleamos
George: creo que muy pronto lo sabremos

Bill: ¿Por qué?
George: se acerca la fiesta de disqueras, ya sabes la que organiza tu padrino el señor Jhon y sabes muy bien que es ahí donde nos encontramos con los demás presidentes y vicepresientes de las demás disqueras

Bill: es cierto casi lo olvido, pero bueno solo es otro mas George no te preocupes ya veras que podremos –confiado-
George: sí lo se, se que lograremos seguir adelante (sonríe)

Bill: tranquilo hombre (sonríe) y dime ¿Cómo te ha ido con Luz?
George: creo que bien (dudoso)

Bill: ¿Cómo que crees que bien?
George: bueno que te puedo decir, sí hemos hablado un poco e intentado arreglar las cosas pero eso no quiere decir que no sea difícil; estamos nerviosos por todo esto pero después de todo Luz es…-mira el escritorio pensativo- es muy comprensiva, me tiene mucha paciencia y es como si nunca me juzgara ni con la mirada, siempre esta atenta a lo que quiero decirle y le gusta mucho dar su opinión…

George se había quedado pensativo recordando a aquella mujer con la cual había hablado hace unos minutos atrás, quizás estaba demasiado ciego para no verlo visto antes pero ahora que sus ojos se habian abierto y dejaban ver mejor lo que se presentaba se habia dado cuenta que en verdad Luz había sido lo que había buscado hace mucho, era la mujer que él necesitaba para cambiar quizás para sentar cabeza de una vez por todas. Y no sabia porque pero ahora que lo entendía no queria dejarla ir, si era necesario lucharía contra viento y marea con tal de conseguir que ella lo amase como él la estaba empezando a amar.

Bill: ¿george? –Esperando a que hablara de nuevo-

Bill había notado que su amigo había entrado en un especie de transe del cual se le veía muy impaciente por seguir pensándolo y razonándolo.

Luego de unos segundos George reacciona.

George: lo siento bill…solo que…-una sonrisita ironica aparece en sus labios- solo que no me había dado cuenta cuan maravillosas pueden llegar a ser las mujeres cuando capturan tu corazón –sonrie-
Bill: bienvenido al club –sonrie-

Pasaron los días y yo vivía mas preocupada que nada, siempre estaba pensativa, alerta y nerviosa me daba miedo que Bill lo notara y comenzara un interrogatorio <<que quizás del cual no saliera viva>> pero era asi necesitaba pensar muy bien lo que estaba haciendo, necesitaba estar segura de que las decisiones que estaba tomando no le harian daño a nadie pero simplemente a veces eran demasiado confusas…

De nuevo una semana mas se fue y yo fui una cobarde pero creo que era mejor asi, sí había hecho bien –entrelazaste tus dedos nerviosa- de seguro Tom ya había tomado un avión rumbo a (mi país) de seguro se descepciono de mi y se fue sin mas ni mas.

Lo admito, queria engañarme con mis palabras, buscar algún consuelo en ellas que me dijese que lo que había hecho no estaba mal pero no era asi. Me sentía culpable de no haber ido a la cita que había hecho con Tom pero yo era una mujer casada en planes de embarazo ¿Qué seria de mí, si fuese con mi primer novio a una cita sabiendo que el no era mi esposo?

Y no pude hacerlo, por suspuesto me di un baño me coloque uno de mis tantos vestidos y cuando tomaba las llaves de mi auto decidi renunciar a esa idea, corri hasta mi dormitorio y ahí me encerre viendo como la tarde se volvia en noche y las horas pasaban, me imaginaba a Tom en la cafetería mirando la puerta cada vez que se abria, imaginaba su emoción por verme entrar y también imagine como debió haber sido cuando se dieron mas de las 3 y yo nunca llegue. Lo lamento ¡¿si?! Pero era mejor de esta forma era mejor asi, al menos para mi…quizás estaba siendo egoista ¡pero los amaba a los dos! Tanto como para tomar el papel de la oveja negra y dejar que me odiaran a mi y nadie mas.

Lo hecho esta hecho como dice el dicho, ya no se puede llorar sobre la leche derramada y lo que sucede siempre es por algo.

Bill: (tu nombre)
Tu: ¿Qué pasa?

Te acercas a él que se encontraba en la entrada de la casa que daba hacia el jardín, habías estado unos minutos antes ahí respirando algo del fresco aire y pensando en tu propia burbuja de problemas.

Bill: ¿te pasa algo?
Tu: no ¿Por qué? –extrañada-
Bill: te noto algo cohibida no se…extraña a lo que eres tu, mira tus ojos ….

Roso suavemente por debajo de mis ojos mientras me miraba con los suyos que parecían de cristal debido a ese brillo encantador que dejaban ver.

Bill: se ven muy tristes, cansados ¿has estado durmiendo bien?; me ha dicho Irene que casi no comes ¿te sucede algo? –triste-

Bill se miraba algo intranquilo ante lo que me estaba pasando, pensé que estaba llevando las cosas bien pero ahora veo que no, estaba dejando que la preocuacion me comiera lentamente hasta quitarme la felicidad que la tranquilidad le daba a mi vida.

Pero ahora mis pensamientos no estaban tranquilso es como si durmiera con arma bajo la almohada en una guerra por miedo que el enemigo llegara repentinamente para asesinarme. Y no sabia que decirle a Bill, él me conocía muy bien ya sea de pensamiento o de cualquier otra forma, sabia que si algo me afligia mi apariencia física cambiaba drásticamente ya que mis ojos eran unos chismosos que no ocultaban lo que pasaba con mi alma.Se colocaban tristes y algo risueños cada vez que yo entristecía y él sabia notarlo.
Mire unos segundos a Bill ideando alguna mentira. Sí, otra. Pero no encontraba alguna, yo lo veía en sus ojos cualquier cosa que le dijese no me seria creida y él no me dejaría hasta que le contase la verdad.

Tu: bueno…

Suspire cansada y lo mire con estos ojos que le decían que estaba a punto de hablarle con la verdad y que quería me escuchara, Bill lo sabia y solo sostuvo su mano donde mismo, una en mi mejilla y la otra en mi brazo.

Tu: es por lo de…el tema de nuestro bebé….

Y era verdad no estaba mintiendo, no seria tan atroz para utilizar un tema tan delicado como mentira; era cierto aparte de pensar en lo de Tom también pensaba en ¿por qué no podía quedar embarada? Será quizás que yo no era una mejor privilegiada con ese precioso don o es que quizás Dios no me dejaba hasta que arreglara este triangulo amoroso, no lo se.

Lo único que sabia era que esto me dolia mucho, me sentía débil intentaba de todas las maneras posibles ser fuerte pero no podía, me sentía sola en estos momentos ya que no tenia a nadie con quien hablar,  pedirle tan siquiera un consejo, un confidente mejor dicho.

Bill: pero hermosa (sonríe tierno) no te afligas por eso…

Recorrió sus manos hacia mis mejillas y me tomo delicadamente de mi rostro, lo mire sosteniendo mis manos de sus brazos. Él me miraba comprensible y quizás algo aliviado ya que quizás se sentía bien al saber que no era un tema de enfermedad o algo peor.

Tu: ¿Cómo no lo voy a hacer bill? (frustrada) ¡miranos! ¿Hace cuanto tiempo que lo hemos intentado y nada sucede? (triste) y si quizás yo no soy fértil
Bil: no digas eso, y no tienes porque echarte toda la culpa yo también puedo ser infértil, quizas soy yo el del problema
Tu: solo lo dices para que no me sienta más mal conmigo misma

Te sueltas de su agarre girando tu cabeza hacia la izquerda algo cabisbaja

Bil: (tu nombre) ¿Qué te sucede? Tú no eres aquella chica positiva y alegre que siempre le veía lo bueno a la vida ¿Qué te ha sucedido? ¿Dónde esta mi chica fastidiosa y juguetona que actuaba como una niña inmadura? ¿Eh? ¿Qué le has hecho mujer negativa?

Bill lo dijo en un tono gracioso, pero tenia razón, esta no era yo, nunca me había gustado ser tan negativa, ni en los peores casos, quizás yo misma me estaba torturando con todos mis problemas y eso estaba mal porque me estaba volviendo una completa amargada.
Mire por unos largos segundos hacia mi derecha pensando y razonando y después de ver que lo que decía Bill era verda lentamente lo mire de nuevo. Mire como sus ojos comprensivos estaban posados sobre mi sabiendo que tarde o temprano lo miraría.

Tu: tienes razón…lo siento…no se que me paso (avergonzada)
Bill: no temas cariño, le puede suceder a cualquiera
Tu: lo se…

Agachaste tu mirada un poco algo indecisa, Bill lentamente tomo tu mentón y te hizo que lo miraras.

Bill: todo va estar bien (tu nombre) las cosas siempre suceden por algo ¿no?
Tu: …sí…
Bill: ¿entonces? no tenemos de que preocuparnos, todo ira de maravilla mientras estemos juntos en esto, los dos contra el mundo ¿lo recuerdas?

Me dedico una sonrisa, pero no cualquiera era de esas sonrisas que cuando las miras te reconfortan por dentro y te hacen sentir mejor. De las cuales pocas personas pueden dedicar.

Tu: sí, lo recuerdo muy bien

Le regrese aquella sonrisa y pude darme cuenta que ya estábamos mejor, me había ayudado mucho hablar 
con él claro no había sido todo pero me había ayudado quisiera o no.

Nos acercamos lentamente para darnos un pequeño beso, lento pero hermoso, nos fuimos acercando lentamente mientras cruzaba mis brazos en su cuello y él tomaba mi cintura delicadamente como si nunca lo hubiese hecho, era fascinante la manera en que sus labios encajaban perfectamente con los mios y como se movían con tan perfecta coordinación cada vez que nos besábamos.

~~~~2 dias después~~~~

Tu: ¿QUEEEE??! (Sorprendida) pero…pero…no!!...(molesta)
Bill: tranquila amor! Es que yo…

Tu: TU NADA KAULITZ!! (Furiosa) ¿Cómo te atreves?!!
Bill: perdón! Perdón! Enserio cariño…yo...yo…(asustado) no se que decir, solo paso y yo…

Tu: arghh!!! ¿Mira en donde me dejas? ¿Tu crees que no debo tomarme mi tiempo cuando de compras se trata? ¬¬
Bill: yo se cariño, que te gusta tener tiempo para todo, pero se me olvido decírtelo

Tu: aja claro
Bill: (tu nombre) no te enojes por favor, fue un pequeño errorsito que a cualquiera le puede pasar

Tu: ya se!, ya se! Pero…(suspiras intentando tranquilizarte) pf! Esta bien intentare no molestarme más
Bill: gracias (sonríe tranquilo)

Tu: pero no lo vuelvas a hacer, sabes que no me gusta estar presionada ni tampoco que me apuren en decsiones importantes, ¿Cuándo va a ser?
Bill: mañana por la tarde

Tu: pues entonces ni modo debere utilizar uno de los que ya tengo
Bill: sí
Tu: aish! Bill es un evento tan importante! Y tu que no avisas con tiempo ¿Qué diría la gente si me ve en tremendos arapos siendo la esposa de un multimillonario dueño de una disquera muy importante?! –Dramatica xD-

Caminaste haciendo tu drama por toda la habitación, levantabas tus brazos haciendo monologos. Biill solo te veía de lejitos

Tu: ¡ay no!, no, no, no quiero ni imaginarlo, que vergüenza dios mio yo que siempre cuido mi imagen además me tomaste desprevenida, pero bueno. Ok esta bien iremos a esa dichosa fiesta de disqueras, por cierto ¿Quiénes iran?
Bil: pues dueños de la competencia, algunos artistas, ejecutivos, sus esposa o esposos, etc, etc
Tu: (lo miraste mas tranquila) esta bien

Colocaste tus manos en tu cintura haciendo un gesto de inconformidad pero de qu estabas de acuerdo en ir  además le dabas una mirada de regaño por no haberte avisado con mayor anticipación. Algunas veces podías llegar a ser muy perfeccionista con las cosas y horarios. Y eso bill lo sabia, pero se le había olvidado decírtelo lo que te causo un poco de enojo.

Ya en el dia de la fiesta. Yacias arreglándote. Acababas de darte un refrescante baño y después de haber salido envuelta en tu toalla buscabas algo comodo para utilizar esa noche tan especial además de elegante para tal ocasión.

Miraba todos mis vestidos y cada uno me parecía hermoso, y como no iba a ser asi, si cada uno demostraba mis gustos personales y mi estilo.

Se supone y algunas personas dicen mayormente los diseñadores de ropa, que el atuendo que utilizes va a definirte frente a los demás en como eres. Dicen que muchas veces la gente da su opinión o juzga a los demás por su manera de vestir, es como si nos representaramos con prendas al mundo dándonos a conocer. 
Pero en fin, cada quien utiliza lo que quiere y si al mundo le gusta pues bien y si no, ni modo. Al final me decidí por un vestido coqueto algo conservador pero un con un toque atrayente, el rosa de no era de mis colores favoritos pero en gama de pasteles es muy comodo.


Alacie mi cabello pero al final a las puntas les di movimiento de ondas, un maquillaje tranquilo con color durazno suave en mis labios iria bien, me coloque mis anillos de compromiso y matrimonio, mi perfume preferido, bolsa en mano y ¡listo!

Baje para encontrarme con Bill que estaba en su oficina arreglando un papeleo, camine tranquila dejando que mis tacones hicieran su melodía. Di un leve toque a la puerta y abri.

Tu: ¿y bien? Estoy lista (sonries)

Estaba guardando algunas cosas pero al escucharme levanto su mirada, sus ojos me registraron de abajo hacia arriba hasta ver mi rostro sonriente.

Bill: hermosa como siempre (sonríe)

Después salimos tomados de la mano, me abraze de su brazo acercándolo a mi y él sonrio dándome un beso en mi frente.
Condujo con cuidado al lugar donde seria la fiesta y a medida que nos acercábamos la vista de carros lujosos iba en aumento además de la presencia de paparazzis. Flashes de las cámaras por todos lados como si fuesen cuetes en año nuevo, algunas celebridades que sonreían y demás. Todo un alboroto de alfombra roja mejor dicho.

Entramos tomados de la mano mirando el lugar, la verad era muy bonito un gran salón en forma de cúpula con pilares a sus extremos que hacían un largo y curvo pasillo a su alrededor, las mesas colocadas a las orillas de los pilares con una decoración hermosa y exquisita de flores cayendo en cascada blancas, rosas, amarillas pero en gamas suaves y delicadas.

En el centro de la hermosa cúpula de cristal estaba la pista de baile de un hermoso piso con grabados hermosos en la losa

Bill: bien ¿Qué le parece mi señora kaulitz?
Tu: es…bonito (sonries) sí, bonito podría decirse

Bill: ¿aun no la convence?
Tu: podría llegar a ser mejor (ries)
Bill: sí, sí puede (sonríe)

Caminamos saludando a algunos conocidos, gente la cual era muy amiga de la familia y que había tenido la oportunidad de conocer antes.

Xxx: (tu nombre) querida!

Y esa era Renata esposa de un inversionista muy importante de la disquera, claramente su voz era de una mujer de sociedad con un toque de altura y suavidad pero con felicidad en ella.

Tu: Renata, hola ¿Cómo has estado? (sonries)
Renata: muy bien

Y dicho esto nos saludamos, tome su mano suavemente en un apretujon de mujeres y ella se acerco a darme dos besos. Uno en cada mejilla.

Renata: pero ¿y tu? Debes estar contentísima ¿verdad?
Tu: ¿Por qué lo dices? (extrañada)
Renata: pues mi querido Franco me conto que el jefesito se tomo unas laaargas vacaciones (sonríe) y no me atrevo a dudar que no se haya dado una escapadita con su esposa ¿verdad?

Ella enarco ambas cejas en una sonrisa picarona de la cual no pude negarme a reir culpable

Tu: jajaja pues…(dude en broma) sí, nos atarapaste, nos dimos una escapadita a todo esto
Renata: jajaj que picarones son! Pero que lindo! Yo le he dicho a mi franco que también tengamos una vacaciones algo extensas pero no quiere, dice que si él dejara de trabajar yo no seria feliz

Toma un poco a su copa de champagne

Tu: ¿Por qué?
Renata: jajaja porque no tendría el dinero para todos mi gustitos y malcridadeses. Él sabe muy bien que no soy una mujer que le gusten las cosas baratas

Ella y sonríe ante su platica y yo con ella. Después llega su marido Franco el cual también sonrio. Bill estaba con nosotros y los cuatro comensamos a hablar, era bueno salir de vez en cuando. Luego ellos se retiran en busca de otra copa ya que nosotros sabíamos muy bien que la familia de Renata era dueña de varios viñedos y ella desde pequeña había sido acostumbrada al alcohol y las bebidas eran su obsesion.

Seguimos hablando con varias parejasd el lugar pero bill estaba mas que ansioso por encontrarse con su padrino Jhon y yo quería hablar con su señora esposa y quizás podría hablar con la señora Marie, preguntarle un poco mas sobre nuestra ultima platica.

Veíamos felices todo el lugar que cada vez estaba mas lleno de gente de sociedad cuando de pronto en medio de toda esa multitud aparece el señor Jhon sonriendo y haciendo un ademan con sus brazos para que lo viéramos a su lado la señora Elena sonreía también, los cuatro caminamos hasta encontrarnos frente a frente.

Jhon: ¡hijos! Que bien que vinieran (feliz)
Bill: no me perdería por nada este festejo (sonríe) y mas cuando el enemigo me va a estar rodeando

Jhon: jajaj por supuesto muchacho no dejes que te intimiden te tienen el mismo miedo que tú podrías tenerle a ellos
Bill: lo se Jhon recuerda que no es la primera vez que vengo

Ellos tenían una platica… ¿Cómo decirlo?...mmm…de colmillo. Sí donde se puede notar un ambiente a negocios y rivalidad por contratos; claro no entre Bill y el señor Jhon, si no en entorno a los demás.

Elena: pero sí es la primera vez que vienes acompañado de tan hermosa dama (sonríe)

Los tres me miraron y yo solo sonríe algo sonrojada pero tranquila

Tu: muchas gracias debía aunque Bill no quisiera, debía vigilarlo aquí él no es el único que tiene competencia y yo debo cuidar mis negocios.

Tome aun más a Bill de su brazo acercándolo a mi mientras sonreía. Los cuatro reimos por mi comentario, pero era la verdad muy en el fondo.

Jhon: jaja vaya Bill tienes un mujer muy parecida a ti con razón se llevan tan bien
Bill: lo se (te mira tierno) pero bien sabe que yo nunca rompería mi contrato con ella por otra mujer (te sonríe)

Nos pasamos riendo y platicando mucho con los señores Vanclan y otros invitados que se unian a la platica, todo el tiempo había estado tomada de la mano de Bill pero debía ir un momento al tocador asi que me aleje un poco para poder ir, camine saludando a la gente conocida y ya cuando entre al baño de damas este se encontraba solo.

Camine rumbo al espejo y me acomode algunos cabellos rebeldes, volvi a darle color a mis labios y un poco más de perfume. Luego de ver que todo estaba bien, cerre mi pequeño bolso y salí hacia el salón de nuevo.

Camine por detrás de los pilares estilo romanos que daban un poco de privacidad en el pasillo y dejaban ver la grandiosa escena de  todos los invitados. Sonreía porque me parecía fabulosa tal ocasión, me detuve un momento a mirar a la gente como hablaba, pero había un montonsito en especial ya que con ellos se encontraba una  de mis bandas favoritas. 30 seconds to mars y el hermoso de Jared Leto me estaba dando la espalda con el se encontraba su hermano  y el tercer integrante de la banda platicaban muy entusiasmados con un hombre bueno quizás un chico ya que se veía joven era algo bajo de estatura, pelo rubio con corte normal de hombre (corto) traia lentes pero su rostro demostraba seriedad y enojo  pero aun a pesar de eso daba cierta ternura al mirarlo como el de un osito. Había otro homre con ellos pero solo podía ver su hombro ya que Jared lo cubria y no me dajaba verlo bien, se veía que traia un traje formal como todos los demás.

En fin me quede unos segundo mas mirando todo desde el mismo lugar si miraba a mi derecha veía a Bill que platicaba muy a gusto con George y otros ejecutivos, yo esperaba poder saludar tan siquiera a Jared asi que espere a que terminara su platica.

Cuando al fin lo hizo se giro un poco hacia su hermano que se encontraba a su izquierda dejándome espacio suficientemente para ver al hombre que estaba frente a él.

Y ahí fue cuando todo mi mundo se vino abajo y me sentía que me desmallaba, un horrible escalofrió recorrió mi cuerpo, mis ojos se agrandaron y mis pupilas temblaban, sentía que la impresión me había acelerado el corazón, sude en frio debido al miedo y es que mi cuerpo presentaba mil síntomas! ¡¿Cómo no hacerlo?! Si TOM SCHULTZ! mi novio el cual deje como una cobarde hace muchos años para casarme con el ahora mi esposo ¡ESTABA AQUÍ! ¡Frente a mi!

No, no, no, no, esto no podía estar pasándome! La vida no podía ser tan cruel conmigo ¡¿verdad?!
Intente articular palabra pero solo logre pasar saliva después de remojar un poco mis labios con mi lengua, mis manos temblaban todos parecían felices menos yo ¿Cómo estarlo? Si de mi lado izquierdo se encontraba mi novio de mi país y de  mi lado derecho estaba mi marido riendo tranquilo sin saber lo que sucedia.

¿Qué haría dios mio? ¿Qué haría? Mis piernas temblaban como para ayudarme a caminar, tenia 
miedo mucho miedo, me sentía como una pequeña niña, la cual es descubierta después de haber hecho una travesura ahora solo esperaría mi regaño el cual no seria tan leve como pensaría cualquier porque estaba en juego mi matrimonio y también años de amistad y amor hacia alguien que fue importante en mi vida en algún tiempo.

En mi mente solo podía pedir una cosa…que ellos no se encontraran….



Hello!!! hello!!! again! :3 ¿como han estado pequeñas hermosuras caídas del cielo? Espero y deseo de todo corazón que bien, y si no pues solo levanten el dedo de en medio a los problemas que ya vendrán días mejores. MUCHAS, muchas gracias por todos sus comentarios, los ame, me encantaron, me ayudaron a sonreír en malos momentos pero ya estoy aquí de nuevo con muchas mas ganas de seguir escribiendo y subiendo capis, espero que les guste lo que les traigo y quienes lean mis historias, ¡las amo!

En fin, fue un gran reto todo jajaja fue algo tenso, enserio como en la película de misión imposible o algo así xD

Tokita_de_Bill vaya tenias mucha razón con tu comentario me hiciste ver esto de diferente manera, gracias :)

Espero les emocione aun la fic porque vendrán cosas mucho mejores, pero ahora me retiro una sexy y ardiente montaña de tareas me espera -.-' genial ¿no?

Las quiero mucho se me cuidan bastante, bye, bye! ;D