jueves, 27 de junio de 2013

¡¡NUEVA FIC!! :D

Hallo! Bueno hoy día, noche, tarde. Les traigo a ustedes mis queridas
lectoras, esta nueva fic en la que he estado trabajado un tiempo,
espero sea de su agrado y espero que se diviertan leyéndola C:
Por su atención muchas gracias, Ciao!

Nos vemos luego de que le den click a la imagen, las llevara al nuevo blog :D



lunes, 18 de febrero de 2013

~~After the End~~ (Epílogo)


Epílogo

Se escucha un teléfono sonando.

Tu: ¡¡Bill, Contesta!! –Gritaste del segundo piso-
Bill: ya voy, ya voy –saliendo del despacho-

Habían pasado tres años desde tu regreso a la vida de Bill. Habían sido los mejores de todos los tiempos. Nada podía compararse a la felicidad, que habían logrado reconstruir juntos. Siempre juntos.

Tu: ¿Dónde estas?  Te voy a encontrar y lo sabes

Te detuviste con tus manos en la cintura pensando y viendo la habitación.

Tu: ¡¿estas aquí?!

Dijiste repentinamente asomandote debajo de la cama.

Tu: nop..-seguiste buscando-

Todo era como un sueño. Tenia miedo de dormir o de repente despertar y darme cuenta que estaba muerta de nuevo, que nunca había regresado y que estos años de entera felicidad con Bill eran una mentira. Pero cada mañana cuando despertaba y él estaba aferrado a mi cuerpo me daba cuenta que todo era realidad, de nuevo estaba a su lado y ningúno de los dos tenia la intención de dejar ir al otro de nuevo.

-3 años atrás-

Aquel dia en que me presente de nuevo a su vida, fue nuestro nuevo flechazo. En cuanto él me vio ¡pudo verme a mi! ¡a  (tu nombre)! Él no veía a nadie más. Eso me alegraba tanto, llore hasta humedecer mis mejillas de la felicidad que me embriagaba por dentro al saber que estábamos de nuevo juntos y que él me recordaba, no tendría que pasarme el resto de la vida sola en el mundo buscando mi fin, porque estaba con él de nuevo.
Luego de que él corriera a abrazarme algo confundido pero feliz al verme de nuevo y yo lo recibiera con todo mi amor, fue cuando supimos que nada nos separaría de nuevo.

Aunque admito que tuvimos algunas dificultades puesto que él aun seguía de “luto” por mi antigua vida. Pero fue realmente divertido volvernos a conocer, hablar como dos extraños amantes y tener citas para que los demás dejaran de pensar que era una oportunista buscando hacer que Bill olvidara a mi yo pasado. Fue tan raro, pero divertido.
Luego de que la señora Irene, Luz, George y Samanta me conocieran. De nuevo. Fue todo mejor, aunque Samanta aun no le agradaba del todo puesto que decía que yo nunca ocuparía el lugar que mi yo pasada había dejado. La entendía, ella no sabia nada pero aun asi la quería por cuidarme siempre aun después de la muerte. Bill sonreía cuando me veía intentando tener a mis amigos de nuevo, con Tom no fue difícil de alguna manera él conocía la verdad es como si me sintiera pero no me viera como lo hacia Bill.

Mí de nuevo esposo grandioso. Paso un año para “conocernos” después de eso él me pidió matrimonio pero ahora sí de la manera correcta, romántico como solo él sabia ser. Nos casamos pero esta vez al aire libre en un hermoso jardín. El hijo de Georg y Luz, Sebastian fue quien cargo nuestros anillos. Era tan lindo y cacheton que daban ganas de comérselo. Tenia la sonrisa picara de Georg.

Todos estuvieron felices por ver que Bill sonreía de nuevo y yo me sentía la mujer mas afortunada de toda la existencia humana. Ahora esta era mi nueva historia y haría todo lo posible para que fuera de lo mejor, claro en este cuerpo yo aun tenia mi humor de los mil demonios cuando Bill me hacia enfadar. Es como todo, con altas y bajas.

Paso otro año mas donde fuimos de vacaciones a muchos lugares, recorrimos todo lo que pudimos del mundo juntos, amándonos y queriéndonos.
Luego una mañana de septiembre desperté con un inmenso asco y mareos. Corri al baño enferma y preocupada. Luego había ido a consultar por miedo a que de nuevo la historia se repitiera. Pero esta vez fue diferente, esta vez el doctor sonrio cuando abrió el sobre mi chequeo.

Tu: dígame que tengo doctor –preocupada- ¿estoy enferma?
Doctor: -sonrio- señora Kaulitz debo decirle que usted esta embarazada. Muchas felicidades, será mamá

Cuando el doctor dijo esas palabras sentí que el alma me volvió al cuerpo y no pude detener mi sonrisa super gigante con algunas lagrimas. Y fue mejor aun cuando le di la noticia a Bill, salto lloro y grito de la emoción. Me tomo en sus brazos y juntos giramos riendo. Estaba tan emocionado que creo que si no lo hubiera detenido en esa misma noche iba y compraba la cuna con todo lo necesario para el cuarto del bebé.

Fue la mejor noticia para todos. Estaba completamente enamorada de la idea de ir viendo mi vientre abultándose y creciendo cada mes. Amaba tanto a nuestro bebé y Bill siempre estaba a nuestro lado cuidándonos en las noches frias y solitarias, con su calor y su amor.
Eramos una familia por fin.

Bill: te amo (tu nombre) –beso tu mejilla- y a ti también te amo mucho bebé

Toco tu barriguita de 5 meses mientras estaban acostados de cucharita en la cama.

Tu: también te amamos mucho mi amor –sonreiste tocando su mano encima del bebé-

La ternura que me inundaba cada vez al verlo emocionado por todo era inexplicable.
Realmente todo lo que hicimos y atravesamos valio la pena, si al final este seria mi resultado por todo lo que tuve que pasar entonces se que fue lo mejor. Me atrevería a pasar mas retos de la vida con tal de que él fuera mi recompensa siempre.

-Tiempo presente-

Bill: era Tom quiere que cenemos todos juntos –parado en el marco de la puerta-
Tu: a sí, ¿enserio? ¿Qué le dijiste?
Bill: que sí
Tu: esta bien

Seguías buscando

Bill: ¿Qué buscas? –sonrio-
Tu: ¿tu que crees? –sonreiste-
Bill: creo que acabo de ver a una personita en el piso de nuestro cuarto mordiendo un peluche teddy

Rei y camine con él para llegar a nuestra recamara y ver a nuestra dulce bebé jugando feliz.

Tu: Kathleen –sonreiste- no asustes a mamá –la miraste-

Ella te miro y sonrio juguetona. Siempre hacia lo mismo desde que había aprendido a gatear. Era una chica aventurera, igual a su madre. Decía Bill.

Habia nacido con mis ojos pero tenia el cabello de ambos. Aunque realmente era coqueta y tierna como su padre, algunas veces enojona y seria como él también.

Tu: ven cachetona

La tomaste en brazos y le diste un beso. Luego miraste a Bill quien las veía enternecido desde la puerta.

Tu: ¿Qué pasa, papá? ¿No puedes creer que tengas a estas dos grandiosas mujeres en tu habitación? –reiste-

El sonrio y se acerco a ustedes.

Bill: exacto mamá  y para mí solito.

Jugueteo con la barbilla de Kathleen y ella sonrio. Luego te miro y sonreíste.

Bill: te amo preciosa, me has dado lo mejor de esta vida

Te abrazo con Kathleen aun con ustedes. Roso su nariz con tu mejilla y sonreíste por sus caricias.

Tu: también te amo, mi amor. Gracias a ti también por darme lo mejor del mundo.

Sonreíste y lentamente se dieron un beso, tierno y delicioso como si fuera el primero en mucho tiempo. Esa chispa estaba ahí aun vivía ardiente mas que nunca. Sabían lo que era perderse de la vida del otro y era algo que nunca jamás querían volver a repetir. Querían estar siempre el uno con el otro cuidandose y cuidando de su hermosa hija. Como la familia que eran y serian. Siempre.

Tu: ¡llegamos! –gritaste riendo-
Samanta: bienvenidos! Oh prestamela por favor!

Samanta amaba a Kathleen decía que se parecía mucho a mi yo pasada, yo sonreía y decía que me encantaba que fuera asi. Después de entrar a la casa de Tom y Sam. Coloque alguna comida que llevamos para compartir también. Hablamos y reimos recordando historias y contando planes.

Samanta: abre la boquita, mira viene el avionsito

Todos sonreíamos al ver como Kathleen comia en sus brazos riendo con sus mejillas rosadas.

Bill: parace que alguien quiere un beeebé –sisañoso con Tom-

Su hermano quien tomaba algo de agua escupió asustado de lo que decía Bill

Samanta: ¿estas bien cariño?
Tom: sí, sí, sí –mirada asesina hacia Bill-

El solo sonrio y tu le diste un leve golpe en el hombro riendo. El te sonrio y dio un beso en la frente. Ya después de que cenaran pasaron a comer un postre. Al final Kathleen había caído rendida en tus brazos.

Habían pasado un gran momento entre todos riendo y conviviendo. Se despidieron de los chicos y después subiste a tu bebé en el asiento de atrás en un asiento especial. Luego mientras conducían hablaron muy poco ya que era una noche tranquila para disfrutarse.
Al llegar a su casa Bill fue por su hija y la cargo en sus brazos, mientras él la acostaba en su cuna colocada en una recamara color rosa frente a la de ustedes. Tu buscabas una bata para ponerte mas cómoda y acomodabas los cojines de la cama para que no estorbaran al dormir. Cuando estabas terminando de acomodar las colchas sentiste como alguien te abrazaba por la cintura. Te erguiste sonriendo y tomándolo de sus manos que tomaban tu vientre.

Tu: ¿no se despertó?
Bill: no, estaba cansada dormira toda la noche
Tu: mi angelito –sonreiste-

Recargaste tu espalda en su pecho mientras el recargaba su mentón en tu hombro. Abrazados mientras se mesian lentamente simplemente sintiendo el calor mutuo y recordando.

Bill: me alegra que estés conmigo
Tu: ¿Dónde mas podría estar? Solo contigo soy feliz

Te dio un beso en la mejilla mientras tu acariciabas su mejilla. Después de eso él se cambio de ropa para dormir y después de apagar la luz se recostaron juntos. Se dieron un tierno beso y te escondiste bajo su cuello, mientras el te protegía con sus brazos manteniendote siempre cerca. 

Desde que habías regresado él te mantenía siempre asi y en realidad nunca te molestaba que lo 
hiciera. Sabias que sentía miedo de perderte o de perderlas a ambas, era algo a lo que nunca se volvería a reponer.
Las semanas pasaron de nuevo y todo seguía su curso.
Después de haber regresado volvi a retomar la galería agradecía que mis manos no hubieran perdido el toque, aunque ahora tenia que repartir bien mi tiempo ya que kathleen me necesitaba. Cuando no estaba pintando algo la llevaba conmigo y juntas íbamos a ver como estaban las cosas en la galería. Nos quedábamos ahí largos ratos mientras yo trabajaba en precios y esas cosas administrativas, mientras que ella jugaba en su corral. Algunas veces visitábamos a Bill en la disquera. El siempre se ponía feliz de vernos y aprovechábamos para vigilarlo como siempre por si al caso alguien quería robárnoslo.
Luego los tres regresábamos a casa juntos a disfrutar de una buena noche frente a la chimenea o viendo películas en la sala de estar. Sin duda era la mejor vida.

Luz: ¿donde esta Sebastian, Georg?
Georg: no lo se, estaba aquí hace unos segundos –preocupado-
Tom: tranquilos, esta jugando con scotty mas allá
Luz: uf, ese niño me saca cada susto
Tom: viene de familia –mirando a Georg-
Georg: no ayudas Thomas e.e

Todos rieron

Tu: por cierto ¿no iba a venir Gustav?
Samanta: sí pero debía pasar por alguien antes
Bill: ¿su novia rusa?
Tom: ¡¿tiene novia?!
Georg: lo conoces mas ¿y no sabias?
Tom: no, de repente se ponía muy serio conmigo –pucheros-
Samanta: sí por suerte me tiene confianza a mí –le enseña la lengua- y sí vendrá con ella, asi que todos compórtense
George: que suertudo
Luz: ejem! –molesta-
Georg: no mas que yo mi amor, yo soy muy suertudo –con una inmensa sonrisa xD-
Luz: mas te vale
Tu: jajaja Bill ¿podrias traer la ensalada?
Bill: claro

Todos estaban preparándose para tener un “pinic” en el jardín de la mansión de ustedes. Habían puesto una hermosa mesa de madera con sus sillas en el jardín, mientras que Samanta, Luz y tu ponían las cosas que habían preparado. Los chicos platicaban y bebían algunas cervezas. Tenias a Kathleen durmiendo muy cerca de ahí en una colcha especial sobre el césped. Ella se veía bastante relajada por la brisa de la primavera mientras que Sebastian jugaba con scotty y una pelota.

Luego de que todo estuviera listo llego Gustav con su novia rusa, ambos se sentaron y todos comenzaron a convivir en familia.

Tu: ¿donde esta la señora Irene? ¿no va a venir?
Samanta: fue a ver la tumba de mi tio, al rato llega
Tu: ok –mas tranquila-

Siguieron comiendo y charlando, luego de que ella llegara le hicieron un lugar. Cuando Kathleen se despertó ella fue por la pequeña y la cargo en su regaso mientras ustedes comían. Tu al parecer tenias mas apetito que los demás.

Bill:  ¿estas bien cariño?
Tu: sí ¿Por qué?
Bill: pues no comes, devoras
Tu: oh perdón –sonrojada- tenia mucha hambre
Bill: bueno –dudoso-

Luego de un rato

Samanta: bueno creo que aquí hay algunas cosas que se deben saber –seria-
Tom: ¡¿estas embarazada?! –asustado-

Todos se sorprendieron

Samanta: no, Tom no lo estoy
Tom: fiu…

Ella solo rolo los ojos

Samanta: solo quería decir que por fin entregue mi tesis y en un mes es mi graduación. Pero oficialmente me he graduado –sonrio-
Tu: felicidades Sam

Le diste un abrazo, muy feliz ella sonrió contigo y te lo agradeció, todos le aplaudieron y fueron felices por ella. Más Tom con ese tremendo beso que le dio.

Luz: bueno creo que me toca a mí –se levanto-
Georg: ¡¿estas embarazada de nuevo?! –asustado-
Luz: aahh…nop –rio-
Georg: fiuu…-

Se relajo debido a la respuesta de ella, mientras que le daba de comer papilla a Sebastian quien estaba sentado en sus piernas.

Bill: ¿y que es?
Luz: bueno es que recibí una propuesta de trabajo de una estación de radio. Quieren que sea conductora de un nuevo proyecto –sonrio-
Samanta: wao! ¡Seras famosa!
Tu: ¡es cierto! –Emocionada- tendremos a una amiga famosa!

Ambas rieron y saltaron felices por ella y por ustedes

Samanta: promete que nos presentaras artistas
Luz: bueno yo… -sonrojada-
Bill: hey! Yo conozco artistas
Tu: pero eres un celoso y no los presentas
Samanta: es cierto y Tom tampoco deja que se me acerquen
Tom: pf! Solo protegemos lo nuestro ¿verdad hermano?
Bill: por supuesto –serio-

Ustedes rolaron los ojos y solo sonrieron con Luz. Era una gran felicidad para todos que cosas buena estuvieran pasando.
Luego todas se sentaron.

Sam: sigues tu –te miro sonriendo-
Bill: ¿tu también?
Tu: sí –sonrojada- bueno tengo que decir algo importante
Tom: ¿sobre la galería?
Tu: -negaste- con ella todo esta bien –sonreiste- es sobre…-nerviosa miraste a Bill-

Todos se quedaron callados mirándote como los mirabas y pensabas.

Tu: Bill…bueno yo…estoy embarazada –sonrojada- de nuevo –sonreiste-

Todos se quedaron muy sorprendidos mas Bill quien escupió el refresco que estaba bebiendo sorprendido. Tom, Gustav y Georg no pudieron aguantar la risa por la cara de él.

Bill: ¿Qué tu que? –sorprendió-
Tu: sí, llevo dos meses y me hice una prueba, salió positiva –mordiste tu labio.
Bill: ¿otro bebé? –shock.
Tom: esto hay que celebrarlo –susurro con Samanta quien asintió-
Tu: sí ¿te molesta? –triste-
Bill: no, no, no mi amor –sonrio- es solo que pensé que tardaríamos mas por el otro. Pero…pero estoy muy feliz mi vida, es decir…otro bebé…wow…nunca lo espere..

El se levanto y te tomo de las manos sorprendido pero muy feliz.

Bill: claro que estoy emocionado, será el nuevo miembro de la familia y lo querremos tanto como ya lo hacemos con nuestra niña. Solo es que…

Él no podía dejar de mirarte su voz temblaba, mordió su labio sonriendo y las lagrimas comenzaron a correr por sus mejillas. Te tomo en sus brazos girando con el mientras sonreían y tu gritabas emocionada riendo.

Bill: no se como pagarte todos estos hermosos regalos que me das

Te beso de nuevo y ambos sonrieron emocionados.

Tu: solo quédate a nuestro lado y ámanos mucho, mucho –sonrojada-
Bill: trato hecho –rio-

Entonces el te solto las manos para correr con Kathleen quien los veía, le dio tremendo beso en su mejilla y la levanto en el aire como en avioncito.

Bill: ¡ tendrás un hermanito nuevo! –rio-

Ella sonreía con sus rechonchas mejillas rojitas en los brazos de su feliz padre. Mientras que todos sonreían felices por las buenas noticias.

2 meses después

Tenia mi vientre ya mas grandesito. Nuestro niño estaba creciendo bien y fuerte, estaba tan orgullosa, mis dos bebés y su padre eran toda mi alegría. Aunque realmente me hacia comer pays de manzana, estaba completamente vuelta una adicta. Muchas veces Bill bromeaba con que por mi culpa se acabarían todas las manzanas del mundo. Pero en fin siempre lo obligaba a irme a comprar pays cuando se acababa la guarnición.

Estabas en la cocina sentada en una silla del desayunador mientras la señora irene preparaba una rica cena ya que no quería que te estuvieras moviendo mucho. Llevabas un hermoso vestido melón con un moñito sobre tu línea de cintura.

Tu: huele delicioso señora Irene –sonreiste-
Irene: espero que te guste mucho hija la hice especial para  el retoñito
Tu: estoy segura que le va a encantar

Mordiste una manzana que tenias en la mano ya que en cuanto la habías visto se te había hecho agua la boca.

Irene: sí, como te solían gustar mucho los waffles ¿recuerdas? Siempre te alegrabas cuando los comias

Entonces te pusiste muy seria, estabas muy confundida ¿Por qué hablaba en pasado? Era como si ella hablara de…

Tu: ¿Qué? –confundida-

Ella se giro con una mirada bastante seria pero amable

Irene: no soy tonta hija años de conocer el mundo me han hecho ver mas allá de lo que el mundo quiere que veamos
Tu: oh…

Me había puesto muy nerviosa entonces ella sabia que…Wow nunca me lo había esperado
Irene: siempre te ame como mi propia hija, tu y Samanta eran personas por las cuales vivía cada día aun mas.

Tu: gracias –sonrojada-

Ella solo sonrio y siguió picando mas ingredientes

Tu: sabe ahora que lo dice había olvidado decirle algo
Irene: ¿Qué cosa?
Tu: lo que me dijo su esposo
Irene:  Rodrigo –sorprendida-
Tu: era algo de que la amaba y nunca olvidaría cuando se ocultaron de los soldados en Italia

De pronto la señora Irene se coloco roja como un tomate mientras sonreía divertida.

Tu: ¿Qué paso en Italia?
Irene: -rio- la misma razón por la cual estas embarazada

Te sonrojaste a mil, vaya que si habían sido todos unos locos adolescentes en su tiempo. Pero los entendías puesto estabas casada con Bill y ambos juntos ya era mucho decir.
Estaba atardeciendo y Bill llegaba en su ferrari por fin a su hogar. Sí era lo mejor de todo el dia cuando el regresaba al lado de la familia que mas amaba. Entro y dejo su maletín donde siempre. Camino dejando su saco en un sillón y aflojando un poco su corbata. Estaba buscándote hasta que llego a la cocina y vio a la señora Irene

Bill: hola señora Irene
Irene: hola hijo ¿Cómo te fue?
Bill: bien gracias ¿y mi esposa?
Irene: afuera con la niña –sonrio-

El se despidió y salió rumbo al jardín donde te vio con Kathleen quien caminaba tomada de tus manos, descalzas ambas sobre el césped. Scotty corria a su alrededor feliz con ustedes.

Tu: paso pasito, vamos bebé tu puedes.

Ambas reian divertidas, madre e hija. Entonces Kathleen vio a Bill, emocionada intento caminar mas rápido hacia él. Cuando por fin llego el la levanto en brazos besándole la mejilla. Sonreíste y ellos te miraron.

Bill: ya esta creciendo
Tu: ambos, que su hermanito no ha dejado de moverse desde hace un rato

Bill miro tu pansita y se acerco con Kathleen aun en brazos.

Bill: hey bebé pórtate bien campeón si no mami se va a enojar eh y creeme que enojada es un tremendo ogro
Tu: hey! –entrecerraste tus ojos- pues si te portas mal como tu papi entonces si sere un ogro – sonreíste-
Bill: ya vez, ya regaño a papi de nuevo –sonrio- pero aun así mamí es la mejor y la queremos mucho asi que crece fuerte y sano asi pronto estaremos todos juntos.

Te dio un pequeño beso en tu pansita luego kathleen quien también quería darle un besito a su hermanito.

Estuvieron riendo juntos y jugando hasta que Irene los llamo para cenar. Estabas a punto de caminar cuando Bill te tomo de la cintura y te acerco a él coquetamente

Bill: te amo caperucita gracias por darme a nuestra princesita y a nuestro guerrero
Tu: -sonreíste- pues ya tenemos todo un gran cuento

El sonrió y beso tiernamente tu frente, respiraste su aroma y sentiste su cercanía a tu cuerpo. Lentamente se fueron acercando para darse un gran beso, de los cuales los hacían sentir jóvenes de 15 años recien enamorados quienes sentían tenían todo un mundo lleno de muchas aventuras delante de ellos.

Empezaste a caminar tomando de una mano a Kathleen quien ya casi podía mantenerse sola. Bill metió las manos en sus bolsillos al verlas caminar juntas. Tu eras la mujer mas maravillosa de todas, tenia todo lo que podía desear a su hermosa mujer amante, esposa y amiga quien llevaba dentro de ella otra gran razón para amarla mas y tomaba de su mano a su pequeña princesa regalo de los cielos.

Era el hombre mas afortunado del mundo mas cuando escucho a su pequeña niña decir.

Kathleen: oguito!

Casi las lagrimas caian de su rostro al ver a su pequeña buscarlo. Lo miraste y sonreíste sorprendida.

Tu: ¿Dónde esta papi, Kathleen? Dile que venga
Kathleen: oguito!

Grito ella de nuevo tiernamente. Él sonrió enamorado por completo de su pequeña niña. Camino hacia ustedes y le beso a ella la barriguita mientras la tenia en el aire. Lueo te dio otro tremendo beso a ti y abrazándolas.

Los 4 fueron hacia su dulce hogar que seria testigo de nuevas y grandiosas historias.
Sí, él no podía pedir mas, desde el primer dia en que te había visto correr en ese centro comercial y distraídamente habías chocado con él, se había dado cuenta que serias la mujer con la que él quería envejecer felizmente.


Esto es todo mis queridas amigas lectoras. No, señoritas. Lo siento pero no hay segunda temporada, aqui se acaba esta historia. Ya saben lo que digo, hay que aprender cuando las cosas acaban, todo tiene un principio y un final. Ademas es mejor morir como el héroe a vivir y convertirte en el que solia ser bueno. Es algo para pensarle xD

Bueno agradezco su apoyo y sus comentarios. Quizas nunca nos conoceremos o yo nunca escriba un libro pero fue realmente bueno mientras duro. Me encanto haberlas hecho reir, llorar, enojarse y que gritaran de emocion, o simplemente haberles dado una buena historia para pasar el tiempo. Gracias enserio por todo el tiempo de sus vidas prestado :)

Aqui dejo el nombre de mi face por si quieren agregarme, quizas no sea muy "social" pero es que es el que utilizo para todo y alguna veces solo me conecto por tareas e.e que debo hacer en equipo xD pero aun asi con toda seguridad si me hablan responderé. Solo pido si pueden poner el nombre que utilizaban en el blog para reconocerlas C:
Eva AysHane Scg 

Bueno espero poder verlas en una de mis siguientes fic's, con nuevos problemas y amores. ¡Bis bald! ;)